martes, marzo 12, 2019

La extraña secta que quiere acabar con la cesárea

Dentro del enloquecido mundillo de los fanáticos religiosos siempre podremos encontrar las típicas acusaciones: No leer la Biblia, tomar anticonceptivos, el sexo prematrimonial, el aborto... Sin embargo, la siguiente organización, pese a ser tan caricaturesca que casi piensas que es un grupo humorístico ha sido ya más que probado como real. Hablamos de Discípulos para un Nuevo Amanecer, Disciples of the New Dawn, una de tantas sectas fanatizadas de los EEUU. El hecho que la ha hecho volverse tan conocida no fue otro que declarar la guerra a todas las mujeres que hayan practicado una cesárea. Sí, una cesárea, la opción quirúrgica por la que se trae al Mundo a un bebé abriendo el abdomen y no por el conducto vaginal.


Las razones por las que una madre se somete a esta agresiva intervención pueden ser desde que el bebé quedó atascado en la pélvis hasta que el cordón umbilical quedó enrollado en su cuello. Es decir, una cesárea se hace para evitar un aborto. En cualquier caso, hablamos de una necesidad que nada tiene que ver con las pocas ganas de pasar por un parto, y por supuesto se trata de una opción que a cualquiera que ose declararse como "provida" debería apoyar.


Nada de esto convence a los Discípulos por un Nuevo Amanecer, organización sectaria dirigida por el padre Patrick Embry, sí, el apellido de su dirigente se parece a la palabra "embrión", ¿casualidad? La presencia de este insólito grupúsculo en Internet se ciñió solo a una página de Facebook ametrallada a advertencias y ultimatums por parte de las autoridades de la red social. Sin embargo su sombra siguió creciendo tanto como su obscena ridiculez.


La lucha contra la cesárea que esta desquiciada organización ha desatado se ha basado practicamente en la difusión e intento de viralización de imágenes en las que se declara que "Si eres una verdadera madre no practicas la cesárea".

Parece ser que tras tantas llamadas de atención ahora se centran en promover las siguientes causas:

-Difundir la idea de que las violaciones son ocasionadas por los escotes y las minifaldas.


-Pedir que el presidente Trump prohiba y persiga la brujería.


-Criminalizar a la subcultura de los moteros al considerarla una tapadera de la homosexualidad.


-Difundir miedo sobre los furris, sí, esos que se disfrazan de animalitos peludos, pues sostienen que es una tapadera de los pedófilos.


-Star Trek, por supuesto, también está proscrita al considerar que es un instrumento de propaganda anticristiana y comunista.


-Promover que las vacunas causan autismo. Por desgracia no son los únicos que promueven dicha estupidez.


-Pedir la extinción de los perros de raza pitbull.


Y por el momento estas son las peripecias de esta extraña organización de la que esperamos volver a tener noticias tarde o temprano.

No hay comentarios: