martes, junio 13, 2017

Un taxista colombiano llamado Jesucristo Hitler Paracelso Zeppelin


Es común en algunos países latinoamericanos la costumbre de poner a sus hijos los nombres más estranbóticos que se les pueda ocurrir. Sin embargo a veces lo bizarro de algunos nombres y combinaciones de nombres llegan a resultar polémicos incluso en esas naciones. Este fue el caso de un taxista de Bogotá, Colombia, cuyo nombre es Jesucristo Hitler Paracelso Zeppelin Montoya Gonzalez. Su padre, un lector entusiasta de temas históricos y científicos, asegura que sabía muy bien de quienes eran los nombres que le puso a su primogénito. 


La normativa de taxis en Colombia obliga a los conductores colocar un tarjetón con los datos del mismo colgando del respaldo delantero para que el pasajero sepa quién lo está llevando. Sin embargo Jesucristo Hitler Paracelso Zeppelin suele darle la vuelta donde solo aparecen sus apellidos, Montoya Gonzalez, pues más de uno lo ha considerado nazi, como si cada cual fuera responsable de sus nombres.


De su bautizo se recuerda que el cura, al leer la ristra de nombres, se hizo el que no entendía la letra hasta que tuvo que subir el padre a hacer los honores de bautizar a su propio hijo.

Su hermano pequeño corrió una suerte parecida pues creció con los nombres Aristóteles Pitágoras Arístocles Montoya Gonzalez. Parece que en el momento de su nacimiento su padre era más asíduo a las lecturas filosóficas clásicas. 

Suele ocurrir en el domicilio conyugal de este taxista que cuando las cosas van bien su esposa le llame Jesús, y Hitler cuando no van tan bien. 

No hay comentarios: