martes, marzo 22, 2016

Los animales marinos más bizarros del planeta

Sabemos más del espacio exterior que del fondo marino y no es para menos, pues el fondo marino está millones veces más plagado de vida que la superficie de todos los astros estudiados hasta el momento.

Evolucionando en la oscuridad y lejos del conocimiento de cualquier científico, las criaturas submarinas han llegado a tener las formas y apariencias más bizarras y sorprendentes que la mente humana pueda pensar.

Pez rosado con manos


Existe en las aguas de la isla australiana de Tasmania un pez que en lugar de aletas tiene manos. El animal en cuestión es conocido como el pez rosado con manos. Se trata de una rarísima especie que en lugar de nadar, utiliza sus apéndices para caminar por el suelo subacuático.

Se piensa que aparte de la rareza que suponen sus extrañas manos, también está dotado de una piel altamente venenosa.

A continuación un vídeo sobre esta extraña especie:



Calamar gusano

No es un molusco ni tiene nada que ver con los moluscos, sin embargo, la extraña morfología de esta lombriz submarina ha sido suficiente para que lo asocien con los calamares. Se trata dfe una criatura aplanada, viscosa y llena de tentáculos. Mide alrededor de 9 centímetros y entre sus encantadoras costumbres está la de alimentarse de la materia fecal de diversos animales marinos, así como de cadáveres en descomposición.

Fue encontrado en las cálidas aguas del Mar de Célebes, cerca de Filipinas.


Tiburón duende

Una de las primeras cosas que más llama la atención de este animal es su prolongado apéndice nasal, el cual está lleno de receptores de energía eléctrica. Sin embargo, lo más impresionante de su bizarra anatomía es su mandíbula retráctil, la cual es capaz de sacar casi completamente de su cuerpo cuando va a devorar a alguna de sus presas.


Medusa inmortal

Este animal que ves en la fotografía podría tener miles de años y, posiblemente, podría seguir viva cuando mueran los nietos de tus tataranietos. Conocida como Turritopsis Nutricula, la característica más destacada de esta bizarra especie es nada menos que la inmortalidad. ¿Cómo lo hace? Sencillamente, cuando completa su fase de animal adulto, vuelve a su etapa de pólipo, estadio larvario por el que pasan todas las medusas, equivalente a la etapa de bebé o cachorro en los animales de la superficie terrestre.



A día de hoy no se ha sabido datar cuánto tiempo llevan vivos los individuos analizados pero se sabe que el proceso antes descrito puede repetirse hasta que el individuo caiga muerto por acción de depredadores.

Cangrejo yeti

Es extraño encontrar animales marinos con filamentos pilosos, pero más extraño es que esto se encuentre nada menos que en un crustéceo. El cangrejo yeti, o cangrejo peludo albino, es una muy extraña especie encontrada cerca de la Isla de Pascua. Vive a profundidades donde otras especies no pueden vivir por la presencia de fluidos tóxicos. Lo único que se sabe de sus extrañas pinzas peludas es que contienen unas bacterias que podrían evitar que el animal se intoxique con la toxicidad de algunos minerales.


Cerdo marino

Este animal, que para algunos despierta hasta una extraña ternura, es una especie capaz de inflar y desinflar su cuerpo cuando la situación lo requiere. Para esto se vale de unos apéndices que succionan el agua o la expulsan.


Vive de absorber nutrientes del barro del subsuelo marino, pero lo que más llama la atención es sin dudas su extraño aspecto.

Psychrolutes microporos

Su cara ya de por si da entre risa y miedo. Este pez, ha vivido sin peligro cobijado por las picudas rocas del fondo submarino australiano y neozelandes, donde los pescadores temen desgarrar sus redes.


Aparte de su cara de señor gordo y ofendido, el blobfish, como también se lo conoce en inglés, tiene un cuerpo completamente gelatinoso y con una carne menos densa todavía que el agua. Por esta razón estos peces no necesitan nadar sino que sencillamente se dejan llevar por la corriente y se alimentan con cualquier cosa que les entre en la boca cuando la abren.

Macropinna Microstoma


La gran peculiaridad de este pececillo de apenas 4 cm de longitud es la de tener la cabeza completamente transparente. Donde ves unas manchas en su parte frontal no estás viendo sus ojos sino sus fosas nasales. Sus ojos están en el interior de su cabeza y son esos extraños órganos de color verde.

A continuación un vídeo sobre este extraño animal:









No hay comentarios: