sábado, noviembre 21, 2015

Parir delfines para acabar con el hambre en el Mundo


El hambre en el planeta es uno de los problemas más preocupantes que tenemos en tanto que como especie somos una verdadera plaga que no deja de agotar todos los recursos. 

Podría buscar todo tipo de causas y soluciones a este problema, sin embargo hoy prefiero detenerme en la propuesta más retorcida y enfermiza que he encontrado, la de la artista japonesa, cómo no, Ai Hasegawa. 

Japonesa y artista moderna, la peor combinación posible, y más cuando se trata de ingeniar proyectos para ayudar a la Humanidad. En este caso Hasegawa propone que la ciencia desarrolle un prototipo de placentas biónicas con las que las mujeres podrían gestar un embrión de delfín, parirlo y, posteriormente, matarlo, cocinarlo y comerlo.


La idea parte de la base de que los delfines son un animal en peligro de extinción y que mucha gente desearía consumir un ser gestado en sus entrañas. Yo la verdad es que no entiendo muy bien esta parafilia autogastrofílica pero igual tiene algo que ver con la compleja psique sexual del pueblo japonés.

Sin embargo esta propuesta no se ciñe solo a los delfines, también propone gestar tiburones y otras especies, siendo la del elefante la más arriesgada debido a su tamaño. Yo añadiría que aparte de su tamaño, la gestación de un elefante implica llevarlo dentro nada menos que 2 años, que es lo que dura un embarazo en esta especie. La gestación más simple sería la del chimpancé, debido a la gran compatibilidad genética que hay entre ellos y nosotros.

Entre las maneras que Hasegawa piensa lograr esto se encuentran las de modificar el ADN de las madres para que tengan un útero híbrido de ambas especies. No se muy bien cómo se puede mezclar el ADN de una especie como el tiburón con la de una ricachona friky menopausica, público objetivo al que iría dirigida esta peculiar práctica.

A continuación un vídeo con el que Ai Hasegawa hace su propuesta:

No hay comentarios: