martes, noviembre 18, 2014

Watership down, la cruel y sanguinaria vida de los conejitos silvestres


Cuando le dije a algunos amigos que iba a ver una película de dibujos animados de conejitos que hablan intentaba hacerles creer que iba a perder el tiempo con alguna moñada cursi e infantiloide. No pensaron eso, de hecho por alguna extraña razón dedujeron que iba a ver porno, no quiero saber cómo llegaron a tal conclusión.

Nada más decirles de qué iba la película les pasé un avance con música de Marilyn Manson con un recopilatorio de las mejores escenas. Cualquier posible imagen de idílica inocencia, de animalitos felices en un paraíso bucólico de florecitas y demases por el estilo quedó ensombrecida por la crudeza extrema de las imágenes.

Atención: Spoilers

Watership down, conocida en el mundo hispano como Orejas largas, o La colina de Watership, es un largometraje de animación de 1978, esa gran época en la que no había tanto miedo con que los niños vieran crueldades en la televisión. Lo cierto es que no se trata de una película cruel ni sádica, sencillamente es una película sobre la vida misma tal cual es, de hecho, creo sinceramente que con algunos retoques de guión podría trasplantarse a una película con humanos que huyen de algún campo de concentración nazi, de alguna comunidad de esclavos rebeldes de la América colonial o quién sabe.

Si te sorprende que ambas historias sean compatibles con el guión de una película de animación de conejitos es quizás porque tienes una imagen idealizada de estos animales.

La historia comienza con una leyenda, la leyenda del origen del mundo y de la vida según una supuesta cultura que tienen los conejos. Sí, el autor de esta obra trata a los conejos como si tras su apariencia de animales simples e irracionales tuvieran toda una cultura con dioses y figuras mitológicas.


Firth, dios solar de la sociedad de los conejos.

Entre estas figuras se encuentra Firth, nombre por el que conocen al Sol, bajo cuyos rayos se saben guardados. Firth creó a todos los animales más o menos iguales, pero entre ellos estaban los conejos, los cuales se reproducían como tales inundando la Tierra. Firth les llamó la atención pero estos pasaron de largo, motivo por el cual la mencionada deidad modificó al resto de animales creando así a los depredadores de los conejos.


Otra figura mitológica, un conejo espectral negro simbolizando a la muerte, que al final de la película se llevará el alma del protagonista.

Fue el pecado original de los conejos, la superpoblación, y a raíz de esto, los bosques que los humanos creíamos tan maravillosos para los animalillos se convirtieron duros campos de batalla donde la desesperación y la muerte les pisan los talones a cada rato.



Recreaciones fan art de la película realizadas por Fiszike.

En una comunidad de conejos de la campiña inglesa, un conejo endeble y asustadizo tendría extrañas visiones apocalípticas según las cuales algo extraño y ruidoso destruiría sus madrigueras. Sus compañeros le harían caso y huirían en busca de un lugar mejor donde instalarse.

La sociedad coneja se revelaría no solo compleja y religiosa, cual humanidad, sino que para colmo, es una sociedad militarista. Cada madriguera está dirigida por un capitán, o como en el caso de los protagonistas, por un anciano jefe que actúa más de consejero o guía espiritual al que realmente nadie ve casi nunca pues viven en libertad.


General Woundwort, consumando su venganza hacia un traidor interno.

Sin embargo, y tras numerosos problemas, heridas y muertes sanguinolentas, se darían de bruces con la madriguera del General Woundwort, un conejo muy violento, tuerto y malherido que sostiene con pata de hierro una feroz dictadura. La mayor parte de los conejos son esclavos de este, algunos malviven encerrados en madrigueras concretas con el cuerpo magullado y las orejas hechas girones a raíz de que intentaran escaparse. Las hembras son, aunque no se diga pero sí se sugiere, esclavas sexuales de quienes manejan el cotarro, los cuales conforman una estructura de mandos militares conocida como los "oficiales".


Uno de los conejos protagonistas, Bigwig, decide en una ocasión infiltrarse en este mundo como oficial y desde esa posición va urdiendo una huida masiva de todos los prisioneros, los cuales se acabarían uniendo a ellos para formar una nueva madriguera libre al otro lado del río.

A grandes rasgos ese es el argumento.


Estás mu loco Richard Adams.

La película es una versión cinematográfica del cuento homónimo del escritor inglés Richard Adams, quien escribiría esta historia para sus hijas de corta edad. Sí, yo también lo pensé, maldito enfermo!

Lo cierto es que la historia podría ser la típica alegoría zoomorfa con que unos animales y su modo de vida representan aspectos de la Humanidad, algo así como Rebelión en la granja.

Pocas cosas más podría contar acerca de la película, como el hecho de que más de un padre compró en su día el VHS a sus hijos. Confiados en que la falsa apariencia que reflejaba la caratula, acabaron devolviéndola cuando sus hijos acudían a ellos llorando.

He aprovechado que tengo la película muy fresca para escribir esto, pero pese a los spoilerazos merece la pena verla.

Pondría un link a la película, pero como bien sabéis, a los links se los lleva el viento, y si son de películas online más aún... así que buscaos la vida.

No hay comentarios: