martes, noviembre 18, 2014

Testimonio de un suicida


Un hombre de Austin, Texas, EEUU, decidió quitarse la vida a causa de la tremebunda depresión que padecía. Para acometer el suicidio viejó en coche hasta México D.F. con el fin de comprar barbitúricos, pero parece ser que una cosa le llevó a la otra y este fue su testimonio:

”Fui a México a comprar barbitúricos para tener una muerte en paz y sin sufrir.

Decidí que si iba a morir podría follarme a una prostituta antes de que acabara todo. Luego un taxista me ofreció cocaína. Una cosa llevó a la otra, y acabé en una habitación en un burdel con una cama en forma de corazón, un poste de stripper, y una bañera de hidromasaje.

Me pasé una semana entera esnifando cocaína de las tetas de prostitutas, tomando analgésicos, bebiendo tequila, tomando puñados de viagra para la resaca de la cocaína y el whisky, e hice tres tríos.

En algún momento de mi orgía a base de cocaína decidí que la vida no era tan mala a pesar de todo”.

Por si queda alguna duda, ya no está deprimido.


No hay comentarios: