domingo, noviembre 16, 2014

El inquietante Panchi


A vosotros quizás no y probablemente al 99,99% de la población nipona tampoco, pero a mi, cuando se me cruza algún ser muy humano pero sin llegar a serlo me inquieta y mucho. En este caso el ser en cuestión es Panchi, un perro antropomorfo que anuncia sobres de consomé a niños fracasados y deprimidos, como si tomarte un consomé pudiera aliviarte cuando las cosas te van mal en uno de los países más competitivos del planeta.

Sin duda no llega a los niveles de inquietante bizarrez de la salsa para pasta Tarako, pero algo es algo.

No hay comentarios: