martes, septiembre 10, 2013

La especie humana en el año 2768

La evolución es un proceso que afecta a todos los seres vivos y si bien la especie humana es producto de este, no somos en absoluto una obra acabada. A día de hoy no se sabe bien cómo podremos ser en un futuro lejano, si bien es cierto que algunos científicos ya han hecho sus conjeturas al respecto.

De todos esos estudios destaca el realizado por un tal Dr WS Goker, científico del que no se sabe nada y que es supuestamente oriundo de la Unión Soviética. Lo cierto es que parece más un juego de imaginación que un estudio serio. Sin embargo, la descripción de los seres grotescos en los que según él nos transformaremos, no dejan de resultar inquietantemente grotescos.

Esta es su descripción:


1. Con el fin de soportar el contacto con contaminantes en la atmósfera, el ojo humano será similar al de un cerdo. Una membrana transparente (que ahora se puede encontrar en la esquina interna del ojo), será más grande y servirá como un segundo párpado.


2. Su nariz aumentara de tamaño y tendrá un sistema de compartimentos y filtros para filtrar el aire contaminado. Por la misma razón, los pelos de la nariz se volverán más gruesos y más largos.



3. Sus pulmones aumentan de tamaño y permitirán la extracción de aire por pequeña que sea su cantidad.


4. El hígado aumentará enormemente su capacidad para limpiar la sangre hasta convertirse en un órgano más eficaz para el filtrado de sustancias venenosas.


5. La piel se volverá más gruesa y dura, con áreas calcificadas para evitar quemaduras por sustancias químicas contaminantes en la atmósfera.


6. El apéndice dejará de tener una función superficial, ayudando a transformar cualquier tipo de alimento vegetal (una vez que la carne se convierta en no apta para su consumo debido a la contaminación).


7. La estructura ósea. Será más ligera y más frágil debido a la relativa falta de vitamina D (la reducción de la cantidad de luz solar y la mala alimentación).


8. Su cabello desaparecerá debido a un fuerte calentamiento global.


9. El aumento de ruido dará lugar a la formación de pliegues en los oídos, haciéndolos más similar a los del perro. Una persona podrá elevarlos para escuchar mejor y bajarlos para reducir el ruido de flujo.


10. El ser humano del futuro va a ser un caracter especial, impredecible y cercano a lo que hoy entendemos por un trastorno. Esto será debido a la presencia de sustancias tóxicas en la comida, como el mercurio, las cuales alterarán sus procesos neuroquímicos.


11. Los riñones se dedicarán a la extracción de agua de la orina y la conservación del agua en el cuerpo. En lugar de líquido, la persona va a orinar en una especie de puré, compuesto de ácido úrico y sustancias tóxicas.


12. Inmediatamente después del nacimiento, el ser humano será una criatura inválida que necesitará una unidad especial de respiración para sobrevivir las primeras semanas de vida.

Este será, según el estudio, el aspecto que tendrá la especie humana con todos esos cambios. Algo grotesco, sin duda.

No hay comentarios: