sábado, septiembre 21, 2013

E-David, el robot pintor



Es muy típico eso de decir que las máquinas podrán realizar todas nuestras actividades pero que de igual modo jamás podrán componer una obra de arte. Bien, el siguiente caso no es el de una máquina que realice obras de arte pero al menos cuadros sí pinta. Digo que no realiza obras de arte pues tan solo se dedica a transcribir imágenes previamente captadas a pequeñas pinceladas que da con una serie de pinceles y unos botecitos de pintura. En realidad E-David, que es como se llama la máquina, no dista mucho de ser el típico brazo robótico de las fábricas de coches y es que la diferencia radica en su software, que es la mente de la máquina que hace posible su actividad.






Por el momento se trata solo de un prototipo experimental desarrollado por Oliver Deussen y Thomas Lindemeier, investigadores de la Universidad de Konstanz, Alemania, y sinceramente creo que la cosa se quedará ahí. No digo que no pueda desarrollarse más la tecnología gracias a este invento pero desde luego será imposible que una máquina llegue a crear arte en si pues esto, a mi entender, depende de una serie de procesos conscientes y subconscientes que requieren una mente mucho más desarrollada y compleja que un software. Quizás me equivoque y algún día logren desarrollar un software capaz de interactuar con el medio con esas capacidades pero de momento E-David, solo me parece una impresora muy lenta que en lugar de chorro de tinta usa un pincel.

A continuación un pequeño vídeo de E-David en acción:

No hay comentarios: