miércoles, enero 09, 2013

Cómo contacté con una adepta del Infierno Raeliano



Hoy hablaremos de unos tipos sin igual, unas personas cuya congregación puede hacer parecer coherente al mismísimo Vaticano. Se trata de una secta, conocida en todo el planeta (Tierra) como los Raelianos.

Las primeras veces en que tuve contacto con esta sin igual congregación fue en algún reportaje televisivo pero nunca hubiera llegado a imaginar que los adeptos de este grupo anduvieran tan cerca de nosotros, la gente normal. En una ocasión, en una de esas decadentes noches de esparcimiento alcohólico post-adolescente conocidas como “botellones”, conocí a una chica a la que para preservar su anonimato llamaremos E. Resulta que E, estaba entre todos los demás, con la mirada perdida y un aspecto semicatatónico. Se sentó en un banco y a sus dos lados fuimos a sentarnos un buitre y baboso amigo de entonces y yo con ella. No me acuerdo de qué demonios nos estaba hablando pero en un momento dado alguien que andaba por el parque al fondo sacó una foto y, como resultado del flash, nuestra amiga E nos dijo: “¿Habéis visto esa luz?” a lo que nosotros contestamos,: “Claro, era el flash de una cámara”, a lo que ella contestó: “No, es Dios”. No eran lo suficientemente explícitas nuestras caras de “¿y esta tía de dónde ha salido?”, así que E, sacó de un bolsillo algo que parecían ser unos cromos muy extraños. Las imágenes de aquellos cromos eran ilustraciones como de seres andróginos, lánguidos y sin sangre en las venas. Unos seres de grandes ojos, pelo blanco y nada de masa muscular, parecían albinos desnutridos o algo por el estilo. Le doy la vuelta y entre miles de explicaciones extrañas se decía que tales seres procedían del espacio, que eran nuestros verdaderos creadores, unos alienígenas llamados elohim, quienes mediante avanzadísimas técnicas de ingeniería genética, habían creado a la especie humana.

No recuerdo cómo acabó la “conversación” con E, solo sé que la susodicha percibió el buitreo y se largó. ¿Te metes en una secta alienígena donde te comen algo más que la cabeza, ya hablaremos de a qué me refiero, y luego huyes de nosotros como si fuéramos seres perversos a los que tuvieras que tener bien lejos?

El caso es que luego descubrimos que era novia de otro amigo nuestro, al que para preservar su anonimato llamaremos C. Un tiempo más tarde, caminando por la calle, me encuentro que estaba C en la acera de enfrente con E, ambos un poco como aturdidos y desorientados. A gritos gañaniles saludo yo a C y al ver que este me devolvía el saludo con similar gruñido ella se enfadó y se fue. Semanas más tarde me enteré de que estaban predicando la palabra de Rael, es decir, iban de casa en casa cuales testigos de Jeovah, solo que en vez de regalar la revista Atalaya, regalaban sus cromos absurdos de imitadores de David Bowie finlandés disecado.

Muchos años más tarde C me contaría algunas guarrerías que a E le encantaba hacer, y que no voy a relatar aquí.

Lo interesante es que durante esa época yo no era consciente del inmenso potencial de Internet para buscar y producir basura, de modo que tardé bastante en darme cuenta de que todo estaba relacionado con una organización internacional llamada Movimiento Raeliano, y cuya cabeza visible era la de “Su Santidad Rael”. ¿Quién hay tras tal pomposo apodo? Pues nada menos que un ex cantante y ex piloto de Fórmula 1 francés llamado Claude Vorilhon, un tipejo al que su vestimenta estilo mitad karateka mitad Dr Spock no le ha impedido montarse el mayor harén de la historia de la humanidad.


¿He quedado desclasificado? Cojonudo, tengo un plan B.

El Movimiento Raeliano es una secta internacional obsesionada con el supuesto origen alienígena de la especie humana, es una constante el tema OVNI en su iconografía como de hecho han construido un parque temático OVNI en Canadá hace ya bastantes años y no se yo si con mucho éxito.

Pero lo más interesante es que el Movimiento Raeliano celebra de vez en cuando reuniones multitudinarias a  las que asisten lo que ellos llaman ángeles. ¿Quiénes son los ángeles? Pues digamos que el organigrama del movimiento es básicamente una serie de círculos concéntricos en cuyo centro estaría el friki listillo este de Rael y alrededor del cual giraría toda una corte de ángeles, mujeres despampanantes las cuales, a su vez, están tan cerca o lejos del líder según lo apetecibles que sean a su miembro viril.



Raelianos en Corea del Sur. Adelante Kim Jong Un, no te lo pienses y aprieta el botón.


Lo único bueno que tiene esta secta, son muy tolerantes con los gays, transexuales, etc... aunque teniendo en cuenta la voracidad sexual de sus líderes también es normal que no le hagan ascos a nada.


Todos muy guays, alternativos y todos de magenta con recetas mágicas para todo... parecen de UPyD  

Más de una vez se han realizado concentraciones multitudinarias en lugares tales como hoteles en la costa a las que el personal hotelero atendía estupefacto al ver tanto friki de mirada perdida y tanta tía buena semidesnuda o desnuda del todo danzando y haciendo cosas raras por todas partes. También son frecuentes los encontronazos, broncas y palizas de personas normales del lugar hacia los sectarios estos, y casi siempre por haberse creído estos que todo el monte es orégano, ya me entendéis.

La mayor parte de sus actividades extrañas son las llamadas “meditaciones sensuales”, unas especies de sesiones de medio meditación colectiva, medio danza del vientre que acaban en orgía total de todos con todos y el jefazo con la que elija.

Otras de sus actividades consisten en esparcir su amor universal por medio de veletas en forma de corazón con palabras bonitas en mitad de un prado soleado en algún lugar cuyos lugareños tuvieron la mala suerte de ser visitados por estos zombis con satiriasis.

Un tema interesante es el de la clonación, están obsesionados con la clonación de seres humanos y de hecho dicen estar vinculados a una empresa llamada Clonaid, mediante la cual dicen que ya han clonado a no se cuantísimas personas que, sin embargo, nunca salen a la luz. Dicen que los tienen en islas apartadas del mundo y bajo un truco tan absurdo una de sus líderes, la "doctora" Brigitte Boisselier mujer madura hipermaquillada como una choni de suburbio, hace las veces de portavoz y publicista para que millones de mentes débiles se fijen en esta chusma y se adhieran. Por cierto, por ahí la presentan tanto como científica como bruja, no es broma, bueno, a estas alturas ya uno se cree lo que sea. 


Ojos de sapo, dientes de ahorcado, que aparezca en mi laboratorio un bebé clonado.

¿Es esta secta solo un vicio personal de su dirigente? No, en realidad es un negociete bien fresco. El objetivo de la secta no es otro que el de recaudar 50 millones de dólares para construir una embajada en Jerusalem para cuando los extraterrestres vuelvan a la Tierra. Que yo me pregunto ¿qué necesidad tiene una supuesta especie alienígena superinteligente y avanzada de que un friki obseso sexual y sus miles de zombis le construyan una embajada? ¿Necesitó Cristobal Colón que los indígenas de América le construyeran una embajada para que este arribara a sus costas?

Sin embargo, aunque toda esta felicidad fornicatoria alienígena pueda parecernos cómica e incluso felices en su “ingenuidad”, o incluso seductoras para más de un incauto que no ha mojado el churro en años, hay que recordar que esta panda de enfermos comparte con la Iglesia católica una de sus características más repugnantes, la de la pederastia. Sí, dentro de la secta raeliana y su cosmovisión sexoadicta existe el precepto de que el placer está por encima de todo y, por tanto, los niños han de conocerlo en cualquiera de sus facetas, lo que siempre acaba en que los adultos hagan lo que les de la gana con crios basándose en esa excusa.

Yo por mi parte a este tipejo de Vorilhon lo mandaba a la prisión más repugnante y peligrosa del mundo para que, si los internos llegan a dejar algo vivo de él, que sea recogido a la mañana siguiente y sea fusilado al amanecer. No me temblaría el pulso, lo vería encantado mientras desayuno leche con galletas de dinosaurios desde una mesa con mantel al lado del pelotón.

A mi sinceramente me da la impresión de que todos estos tinglados de sectas y demás deben ser tapaderas para lavar dinero o vaya usted a saber qué.  En cualquier caso a mi me gustaría que alguien preguntara a las autoridades, a ser posible en el tono más acusatorio posible las razones de porqué estos chiringuitos siniestros siguen siempre operativos y no los aniquilan con jueces y policías como haría cualquier país decente cuando ve que se le ha montado una organización criminal ya sea mafiosa, terrorista o del tipo que sea. Haría falta que algún periodista fuera a ver a esta chusma y tras ponernos en situación se entrevistara en plan agresivo a lo Mercedes Milá dejando ver clarito que estos hijos de puta hacen lo que les da la gana. No quisiera ser conspiranoico pero a veces da que pensar que estas sectas tengan tanta libertad.

3 comentarios:

Juanfran dijo...

Es que el tema está en diferenciar secta de religión, ¿se puede acaso?, ¿puedes decir que una cosa es secta y la otra no si todas son en definitiva la misma cosa?. La Iglesia si pudiera campar a sus anchas como no hace tanto tendría en su cúpula a ancianos con su mano derecha sosteniendo oro y la izquierda manoseando un coño (seamos ilusos, sigue pasando). Los líderes sectarios buscan influir en las personas y una vez conseguido su ego crece y se creen poderosos. La mejor forma de ostentar el poder es con dinero y mujeres. Hubo una secta por los 60 en USA que se llamaban los Niños de Dios que se dedicaban a captar adeptos poderosos mandándoles a guarras para que se las tirasen, su líder llamaba a esa técnica "ligar con peces". De esta forma conseguía enriquecerse y tenía a todas las tías que le daba la gana.

Juanfran dijo...

Quería decir que "no seamos ilusos"

Luca dijo...

Te creo.... aunque tampoco descartemos otras aspiraciones aún más terrenales si cabe y es que si no no me explico como campan tan a sus anchas.

De momento lo del sexo puede que sea también un reclamo para esclavizar a nuevos adeptos... no olvidemos que es un instinto casi irrefrenable.

Me apunto lo de la secta que dices para otros posibles posts.