martes, marzo 13, 2012

Los frikinautas de Zambia


Estamos a mediados de los años 60 y las dos superpotencias mundiales, Estados Unidos y la Unión Soviética, echan un pulso para demostrarle al mundo quién de los dos está más capacitado para liderar la conquista del espacio. Sin embargo, en la República de Zambia hubo un hombre, Edward Makuka Nkoloso, al que los alardes tecnológicos se la traían al pairo y puso toda la carne en el asador para montárselo el solito. Fue así como nació la Z.N.A.S.S.R.P (Zambia National Academy of Science, Space Research and Philosophy), más conocida por ser la generadora del Programa Espacial Zambiano.

Edward Makuka Nkoloso, quien ya se había hecho notorio por haber participado en la lucha por la independencia de su país, decidió un día batir todos los records y mientras el mundo aún no sabía si serían las barras y estrellas o la hoz y el martillo los primeros en ser desplegados sobre la Luna, este hombre aspiraba a ir aún más lejos, a Marte. La precaria y a todas luces falta de presupuesto, materiales y ya que estamos, de sentido común, "Agencia Espacial" tenía como proyecto depositar sobre la superficie del planeta rojo a 12 hombres, una chica de 17 años y 2 gatos. Hasta ahora desconozco la razón de la presencia de esos cuantos gatos, como también habría temido por aquella chica en compañía de 12 hombres sin otra mujer a millones y millones de kilómetros de distancia durante probablemente el resto de sus vidas. La verdad es que tampoco había que preocuparse mucho de la operación de retorno de los astronautas, no solo no tenía preparado un plan para volver a la Tierra pues tampoco era probable que llegaran a ir muy lejos. Solo con ver la base "secreta" a las afueras de Lukasa, capital del país, así como de sus métodos de entrenamiento, todo indicaba que el proyecto no iba a dar mucho de si.


Para probar las condiciones de ingravidez los astronautas, los de verdad, hacen sus pruebas en gigantescas piscinas. Mientras tanto, en Zambia metían a cada aspirante en un barril de aceite vacío y los dejaban caer colina abajo.

Finalmente el programa espacial tuvo que detenerse cuando Matha Mwambwa, la chica que iba a ir en la nave, quedó embarazada y fue rescatada, sí, así pone en todas partes, rescatada, por sus padres. Desconozco si el hecho de que en todas partes digan que fue rescatada indica que estaba allí a la fuerza o si es que todos en la zona veían a la peculiar agencia espacial como una secta. El caso es que la susodicha abandonó el proyecto llevándose a sus gatos.

Da que pensar que toda la misión se abandone al desaparecer la única componente femenina de la expedición y más aún cuando muchos de ellos eran misioneros que pretendían ir a evangelizar a la población nativa de Marte que  Makuka aseguró ver con su telescopio.

Pasado un tiempo Makuka acusó tanto a soviéticos como a estadounidenses de estar espiando sus planes de conquista espacial y de haberlo saboteado para que este no les tomara la delantera. Entre tanto aún está esperando que la UNESCO le conteste a sus peticiones de cifras astronómicas de dinero para financiar lo que le quedaba para hacer realidad el proyecto, es decir el 100% del mismo. Hay que recordar también el alto nivel tecnológico que tenía el cohete, que no era más que un cilindro de madera que le confeccionó un artesano y que pretendía ser lanzado con una especie de catapulta.

Pasados los años Makuka se presentó a alcalde de Lukasa prometiendo convertir la capital zambiana en una gran ciudad como Nueva York, pero por lo visto nadie le hizo caso.

A continuación algunas imágenes de los durísimos entrenamientos en la base espacial dirigida por Makuka:


¿Proyectos similares?

En realidad solo fue pura e insultantemente estúpida propaganda electoral pero hace ya bastantes años, el entonces presidente argentino Carlos Saul Menem se fue a la provincia de Córdoba a pedir el voto bajo la promesa de construir una base de cohetes espaciales que llevarían a todo el mundo a la "estratosfera", desde donde cada cual elegiría su lugar de destino en todo el planeta. Primero dinamitó la economía nacional y luego prometió autobuses espaciales supersónicos. Aquí el vídeo:


Y proyectos más serios que puede que mucha gente no sepa. Si bien es cierto que ese africano loco puede hacernos reír, bien es cierto que otros africanos ya han logrado poner satélites en el espacio:

Quizás sea porque aún tenemos la visión de los años 60 en la que se veía la conquista del espacio como algo difícil y solo asequible para superpotencias futuristas con los mejores genios de la Humanidad trabajando para ellos con tecnología clasificada. O quizás sea porque muchos países no están realmente tan asquerosamente atrasados como tendemos a creer pues de momento en países del Tercer Mundo en general y de África en particular ya se han mandado unos cuantos satélites al espacio, estos son algunos:

Nilesat


Enviado por Egipto a finales de la década de los 90. En realidad son unos cuantos y retransmiten todo tipo de comunicación televisiva al Norte de África y Oriente Medio. Fue el primer satélite enviado por un país árabe.

Sunsat


En realidad fue un experimento universitario pero funcionó. Los estudiantes de la Universidad de Stellenbosh, en Sudáfrica lo colocaron en su órbita en Septiembre de 1999. El hecho de que lo hicieran estudiantes universitarios me hace pensar que probablemente no sea tan difícil hacer esto.

Nigeriasat y NigComSat R1



Ambos nigerianos y si no me equivoco, vinculados a las telecomunicaciones comerciales. La verdad es que aunque sea Nigeria el país que más trabaja en estos proyectos lo hace en colaboración con otros países entre los que hay países desarrollados y no tan desarrollados como Vietnam, país que también mandó un satélite al espacio.

1 comentario:

Hernan dijo...

Bizarro. Lo de Menem no fue en Córoba, sino en Salta, donde había ido a inaugurar el ciclo lectivo, y a pesar de que fue algo muy bizarro y que todo el mundo siempre lo critica por eso (prometerles naves espaciales a chicos de primaria de una de las provincias más pobres del país), lo cierto es que fue más una boludez que otra cosa, porque tampoco es que estaba prometiendo nada, lo que pasó, al parecer, fue que había hablado con unos tipos de la Lockheed (a los cuales les acababa de vender nuestra Fábrica Militar de Aviones en Córdoba), y estos le dijeron que era posible instalar una plataforma espacial como esa aquí. Se ve que quedó maravillado con la "novedad", y por eso lo dijo en el discurso. Más que un ejemplo de demagogia o de caradurez, es un testimonio de cómo se vendió y se desmanteló el país (la Lockheed no hizo nada con esa fábrica, al contrario, cerró un montón de proyectos, se llevó un montón de capacidad instalada, y en 2009 el gobierno la tuvo que reestatizar).
http://www.youtube.com/watch?v=aBbi1qqKY2w
http://www.youtube.com/watch?v=Ilz1UMpWEk8