lunes, agosto 08, 2011

Turkmenistán, el delirio de Asia central




Turkmenistán es un Estado de Asia Central, es decir una de las zonas random de la Tierra que siempre pasan desapercibidas, en cuyas praderas y desiertos se dice que se forjó el origen de los pueblos túrquicos que más tarde ocuparían la Anatolia y otras regiones. Durante siglos estas tierras no eran otra cosa que los arrabales del gran Imperio Ruso. Buscando y rebuscando en su Historia uno no encuentra más que retazos de una vida marcada por el nomadismo y la crianza de caballos hasta que en el siglo XIX el mencionado Imperio ruso lo convirtiera en su mencionado arrabal. Como parte de Rusia que era, acaba pasando a manos comunistas cuando se funda la Unión Soviética, la cual, decadas más tarde, le concede un estatuto de autonomía dentro del país.

Antiguos turkomanos en un concurso de imitadores de los Jackson Five



Típico turkomano haciendo cosas turkomanas


Tanto durante sus últimos años dentro de la URSS como tras su independencia, Turkmenistán estuvo gobernada por un tipo muy singular llamado Saparmurat Niyazov. Fue ingeniero industrial y miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética desde los años 60 llegando a ser su máximo líder. En 1991, con la caída de la URSS, este sigue presidiendo el partido comunista local, le cambia el nombre por el de Partido Democrático, declara la independencia del país, desmantela todo el sistema económico comunista y establece cuantiosas relaciones con EEUU, Rusia (ahora país extranjero) y Japón entre otros.

Es precisamente por estar en posesión de importantísimos yacimientos de gas que Niyazov puede a partir de ese momento hacer literalmente lo que le salga de sus turkomanas pelotas.. y perdón por la expresión.

¿Stalin? ¿Kim Jong Un? Nada comparado con este personaje. Al poco de ser presidente independiente se nombra a sí mismo Turkmenbasi, o lo que es lo mismo, líder de los turkmenos y poco a poco se le empieza a ir la cabeza hasta extremos insospechables :


-En abril de 2001, tras describirlo como “innecesaria para la cultura turkmena”, decidió prohibir el ballet.


-En 2004 decidió también prohibir las barbas y el pelo largo entre los jóvenes.


-En marzo de 2004 despidió a 15000 trabajadores y trabajadoras de centros sanitarios incluidas enfermeras, matronas, celadores, etc y los reemplazó por reclutas que estaban haciendo el servicio militar.


-En abril de 2004 se fomentó a la juventud a masticar huesos para preservar su dentadura pues el Estado ya no iba a sufragar las piezas de oro de sustitución.

-Ese mismo mes, el Turkmenbasi aprobó el presupuesto para una algo muchísimo más necesario, la construcción de un gigantesco palacio de hielo en mitad del desierto. Este proyecto no pudo llevarse a cabo al ser sencillamente imposible.


-En 2004 todos los que acabaran de sacarse el carné de conducir tendrían que pasar por un test de moralidad si querían aprobar.


-También en ese año se prohibió la utilización de maquillaje entre los redactores y redactoras de noticias del país.


-Un año después de que se destinara el dinero para la construcción de un palacio de hielo en el desierto, en febrero de 2005 se decidió cerrar todos los hospitales del país salvo los de la capital, Ashgabat, en tanto que, según el Turkmenbasi, todo el país va a la capital cuando necesita tratamiento.


-Acto seguido también se cerraron todas las bibliotecas de Turkmenistán argumentando que, el turkmeno medio no lee libros.

-En noviembre de 2005 se sustituyó el Juramento Hipocrático por el Juramento al Presidente. Dicho juramente reza así:

"Habiendo recibido la alta calificación de médico y ejerciendo la actividad profesional, me pongo solemnemente de rodillas, jurando fidelidad al precepto del Gran Saparmurat (Niyazov) Turkmenbasi (líder de todos los turcomanos) y a los grandes ideales de San Rujmana"

-En diciembre de ese año se prohibieron los videojuegos.


-En enero de 2006, esto ya es el colmo, a una buena parte de la población anciana del país se le ordenó pagar de nuevo al Estado sus pensiones de los últimos 2 años.

-A partir de septiembre de 2006 los profesores turkmenos que fallaran al recitar las públicas y obligatorias alabanzas al Turkmenbasi recibirían una considerable rebaja de sus sueldos, cuando no el despido.

-Las palabras turkmenas para “pan” y para el mes de abril fueron sustituidas por los nombres de su madre y su hermana respectivamente.


-Las radios en los coches, los pintalabios y grabar música están prohibidos.


-También está prohibida la presencia de perros en la capital.


-Dentro de la capital existe una calle con nada menos que 22 hoteles de lujo. Desgraciadamente no se pueden usar pues nada más construirlos, el Turkmenbasi prohibió el turismo en todo el país con lo que, además, tienes que tramitar ante las autoridades con las excusas más retorcidas si quieres entrar.

-Por orden del dictador, la semana empieza el domingo y todos los días de la misma se cambian por: Día principal, Día joven, Día favorable, Día de la justicia... y termina con el Día espiritual.


-Bromear sobre el Turkmenbasi acarrea 5 años de trabajos forzados.


- En una ocasión nombró un día del año como Día nacional del melón y en su honor llegó a soltar frasecitas tan monas como ésta: "Qué la vida de cada turkmeno sea como nuestros melones, no hay melones en el mundo como los nuestros".

- El libro básico de texto en los centros educativos es el Ruhnama ("libro del alma"), tratado sobre moral y civismo escrito por el propio dictador. Para graduarse en la universidad o lograr cualquier puesto público en la administración es obligatorio conocer el libro de memoria. De él llegaría a decir su autor: “aquel que lea tres veces el Rujnama encontrará riqueza espiritual, se volverá más inteligente y, además, irá directamente al paraíso”.

Sí, es un monumento a su librillo. En realidad está dotado de un mecanismo por el cual se abre por páginas concretas mientras unos focos iluminan algunos de sus pasajes para recordarlos de noche.


- En Turkmenistán está prohibido fumar, desde que él dejó de fumar.


- También se prohibió el playback y la ópera.

- Existe una fragancia bautizada como Turkmenbasi. ¿Adivináis quién sale en la caja?

Acertásteis

- El vodka no está libre de este delirio:

- Obviamente, el dinero no podía olvidar la cara de tan ilustra ser del Averno:



- Una vez dijo ante los medios de comunicación que no le gustaba ese culto así mismo pero que lo respetaba porque “así lo quiere el pueblo”. Lo cierto es que si una sola persona de su pueblo se atreviera a contradecirle no solo iría a la cárcel sino que también lo haría su familia, le serían incautados todos sus bienes y su casa sería derribada.

- Su imagen puede verse por todo el país pero la más notoria es una estatua de oro con un mecanismo giroscópico en su interior para que siempre esté orientada al Sol. El objeto de este mecanismo es que jamás caiga la sombra sobre el rostro del Turkmenbasi.


- Rebautizó el pueblo de Krasnovodsk, en el mar Caspio, como Turkmenbasi en su honor. De forma similar, escuelas, universidades (títulos universitarios incluidos), aeropuertos e incluso un meteorito han sido bautizados con su nombre o el de familiares suyos.

- Ordenó la construcción de numerosas estatuas en su honor, una de ellas en mitad del desierto, y casi todas construidas con una aleación de oro y materiales del mencionado meteorito que lleva su nombre.

- Existe una ley por la cual cada turkmeno debe tener su retrato colgado en alguna zona visible de su hogar. En una ocasión, cuando decidió teñirse las canas, incluyó una cláusula por la que, además, debían sus retratos ser de él con las canas teñidas. Tener colgado uno de sus retratos con canas sin teñir también era objeto de sanción.

Aquí podemos ver al susodicho presidiendo una reunión de gobierno. Fijaos que incluso el logotipo del canal de televisión es su propia cara:


En diciembre de 2006 Niyazov hizo un favor a su pueblo y se murió, sin embargo, el país no inició ningún tipo de transición. El monopolio del Partido Democrático de Turkmenistán siguió vigente, no se permite la entrada de ningún organismo de derechos humanos al país ni se permite la toma de imágenes del mismo. De vez en cuando se filtran numerosos informes sobre malos tratos y torturas a sus detenidos y prisioneros. El cuerpo de médicos está bajo vigilancia perpetua e incluso sus consultas se realizan bajo escuchas del gobierno pues está terminantemente prohibido hacer pública la a todas luces terrible situación médica del país.

Increíble pero cierta la locura de este insólito gobierno, pero, para aquellos ingenuos que realmente se creían las tonterías de que se invade a este o a otro por ser un dictador lo cierto es que Turkmenistán jamás ha recibido embargo económico o comercial alguno ni se le ha puesto en la lista del Eje del Mal. Lo único que importa es que el gas siga fluyendo barato.


Negocios son negocios.

No hay comentarios: