sábado, agosto 13, 2011

Los tipos más duros de Hollywood


En una fiesta de actores, actrices, productores y demás buitres de Hollywood, celebran una fiesta en una de sus mansiones. En un momento dado una rubia despampanantemente exuberante es "secuestrada" de brazos de su novio, un enclenque mequetrefe al que nadie se imaginaba ni tansiquiera en compañía de tal mujer. Los "secuestradores" no eran otros que los conocidos como "Los tipos más duros de Hollywood", unos hombres muy rudos, fuertes, bajitos, con enormes bigotes negros, siempre con gafas de sol redondas, fumando puros y con unos sofisticados disfraces de gatitas, no gatitos ni tigres, sino gatitas. Sus voces metálicas me hacen pensar que, además, se han operado las cuerdas vocales para parecer más gatitas aún. En realidad, pese a ser conocidos como "Los tipos más duros de Hollywood", en realidad son un grupo de amables artistas de vanguardia que "secuestraron" a aquella mujer para una sesión de fotos que tenían pendiente. La perspectiva desde donde contemplo esta escena se echa para atrás y me doy cuenta de que, en realidad, todo ocurre en mi televisor y la escena es de "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" - versión onírica, por supuesto - Al encontrarme yo entonces en el salón viendo aquello, aparece mi padre en el salón y yo lo echo. En ese momento, no se porqué, veo como un hombre que camina entre piezas metálicas ve con sus propios ojos cómo un autobus comienza a construirse solo ante sus narices. Del mismo autobus comienzan a salir hileras de bañeras metálicas a modo de antenas parabólicas que luego se retrotraen hasta que dejan de existir.

No hay comentarios: