miércoles, agosto 10, 2011

Autopsia a Jack el Destripador


Tuve un sueño como este:

Esta noche hice la autopsia a Jack el Destripador, nada menos. Su cuerpo me fue presentado como el de un hombre muy corpulento, vestido con un enorme abrigo marrón. Su cabeza era, sin embargo, el rasgo más llamativo, pues esta se basaba en un conjunto bastante complicado de piezas de metal tubulares que se enrroscaban entre ellas y entre ellas se contenían unas a otras cuales matrioscas. Algunas de las piezas eran de un tono más cobrizo, otras más grisáceo. No tenía cara ni rasgo humano alguno, solo ese conjunto de piezas y dentro de todas ellas su cerebro, un cerebro perfectamente humano si no fuera por su marcada dolicocefalia, es decir, por su increible deformidad cónica.

No hay comentarios: