sábado, abril 09, 2011

Nauru, microestado de diabéticos


De todos los lugares del Mundo, Oceanía es uno de los más olvidados, suele ser el último continente en ser enumerado y uno de los pocos cuyos diminutos países insulares ni se estudian en los colegios. De toda Oceanía hay un pequeño, pequeñísimo país de 21,3 km con forma de rodaja de mortadela mordida por un lado, un país llamado Nauru.

Bandera e himno nacional de Nauru


Nauru es un microestado que por no tener no tiene ni capital aunque hasta hace poco les ha dado por designar a Yaren como tal. Realmente no es más que un distrito de 1 km y medio donde está la casa de gobierno, no es una ciudad ni mucho menos pues en Nauru no hay centros urbanos definidos de lo minúsculo que es el país. Lo cierto es que Nauru es tan minúsculo que aún me sorprende que su población no se haya extinguido por la endogamia como ocurriera con la dinastía de los Austrias en España a finales del siglo XVII.


No, este no es un paraje de Nauru, esto ES el país entero visto desde el avión.

Se dice que Nauru es la república más pequeña del planeta pero que también es uno de los países con mayor porcentaje de gordos del Mundo y es que de sus 13.000 habitantes aproximados más del 80 % tiene diabetes de tanta comida basura que ingieren. De hecho Nauru es también el país con mayor porcentaje de diabéticos del planeta. La verdad es que tampoco es muy difícil que tu país sea tan plusmarquista cuando vive tan poca gente en él. Si yo tengo un país con 2 habitantes basta con que uno de ellos muera para decir que ha muerto la mitad de la población pero en fin, digamos que para el microcosmos nauruano la obesidad y la diabetes están siendo unas pandemias a escala local, valga la paradoja.

La principal y única fuente de ingresos de Nauru es el fosfato que, al sacarse de este país soberano cuya población es tan minúscula ha dado unos cuantiosos ingresos a sus pobladores haciéndolo batir otra marca, la de uno de los países más ricos del planeta. Así pues los nauruanos pasaron en un abrir y cerrar de ojos en ser los típicos indígenas semidesnudos que todos nos imaginamos a ser hombres y mujeres de negocios trajeados, con corbata y asquerosamente ricos. Se montaron en el dólar, en el dólar australiano (Nauru usa esa moneda, no tiene la suya propia), y construyeron un importante edificio de finanzas conocido como el Nauru House, en Melbourne, Australia.


Nauru House, Melbourne

Actualmente están de capa caída pues el fosfato es finito y no parece que hayan invertido muy bien el dinero conseguido con él en todo este tiempo. A parte de esto la explotación de ese material ha convertido el país en un yermo paraje, en un miniholocausto medioambiental.

En cuanto a su historia más antigua poco podemos decir, fue una isla poblada desde hace miles de años pero al no constituir una lengua escrita no quedaron documentos de la misma. Aún así el idioma local, el nauruano o dorerin Naoero, cooficial con el inglés, se sigue hablando. En 1888 la isla pasó a manos del Imperio Alemán aunque le fue arrebatada por Australia tras el fin de la I Guerra Mundial y finalmente lograron su independencia en 1968.

Durante la dominación alemana un hombre llamado Philip Delaporte pasó por ese lugar y redactó en 1907 el primer diccionario bilingüe del nauruano a una lengua occidental, en este caso el alemán. El diccionario puede verse AQUÍ en su versión trilingüe con el inglés. De momento me ha llamado la atención que el número 1000 se diga araña.

Sí, como lo leéis, la letra Ñ, ese querido símbolo nacional, signo de hispanidad junto con el logotipo de una marca de brandy, en realidad existe en varias otras lenguas también españolas como el gallego y el euskera, en varios idiomas indígenas americanos, en el bretón, en filipino, en el tetún (idioma de Timor), en wólof (idioma africano), en el tártaro de Crimea, en chamorro y el nauruano.


Durante la II Guerra Mundial fue ocupada por los japoneses en su intento por apoderarse de toda Oceanía pero fueron expulsados por EEUU.

Actualmente el presidente del país, Marcus Stephen, es un exatleta olímpico de halterofilia que participó en las Olimpiadas de Barcelona en 1992.

La cultura local ha experimentado un gran retroceso frente a la influencia occidental, de hecho el deporte más popular es el fútbol australiano, aparte de jugar al britaniquísimo críquet, y las cadenas de televisión y emisora de radio local no paran de retransmitir programas de Australia y Nueva Zelanda. Aún así se mantienen muchos rasgos locales, incluido el día de festividad nacional, el día de Angam, 26 de octubre, que es cuando se celebra la recuperación demográfica de Nauru, que tras las guerras mundiales pasó a menos de 1500 habitantes, actualmente son unos 13000.

Originariamente los nauruanos constituían doce tribus de las cuales dos están extintas. No estoy seguro pero apuesto lo que sea a que el nombre de cada distrito está relacionado con cada tribu. Descienden de polinesios y micronesios así que puede decirse que ese es su origen étnico, como los italianos y portugueses entre otros son pueblos latinos.

...y lo cierto es que me gustaría poder seguir hablando de este país pero creo que no da para mucho más.

Bueno sí, hace unas horas me he encontrado con una foto de un guerrero nauruano tomada en 1880, 8 años antes de que fuera anexionada al imperio alemán. Lo cierto es que por un lado esta foto me llama la atención, primero porque dice poco de la Humanidad que en una isla más pequeña que una ciudad dormitorio ya hubiera conflictos bélicos antes incluso de ser engullidos por Occidente.


Por otra parte, lo siento pero si no lo digo reviento.... ¿no os recuerda a los gorilas guerreros de El planeta de los simios? He pensado mucho en mencionar este parecido por miedo a ser tachado de racista pero antes de que pienses que lo soy te recuerdo que el racismo hace referencia a la raza, a características fisiológicas y yo solo hago referencia a la vestimenta.

1 comentario:

GF dijo...

Excelente artículo! Me ha gustado mucho!