jueves, septiembre 09, 2010

Wendy Sulca ofendida

Cuando en Gibraltar la gente dice que no quiere ser española muchos en España se sienten ofendidos como si esas declaraciones fueran despectivas. Cuando numerosos países retiraron a sus embajadores por los últimos fusilamientos del Franquismo también se apeló a esos sentimientos de nacionalismo victimista para decir eso de "no nos quieren porque nos envidian" y otras tonterías por el estilo. Pues bien, resulta que del mismo modo, en el lejano Perú, muchos se están queriendo sentir ofendidos porque aquí se ría la gente de Wendy Sulca, Delfín (que no es peruano sino ecuatoriano), de la Tigresa del Oriente, etc.

Se ha tratado de ver esto como si de críticas racistas contra países y culturas enteros se tratara y como resultado aparecieron algunos videos de supuesto contraataque:





Por un lado entiendo que esto se vea con cierto desprecio cultural, todos los países tienen sus enemigos históricos, naciones enteras hacia los que se guarda cierto resentimiento. España con Francia y Gran Bretaña, Marruecos y Latinoamérica con España, Hungría con Rumanía, Polonia con Rusia, China y las dos Coreas con Japón, todo el mundo árabe con Israel y EEUU... y por ahí una amiga de ascendencia ecuatoguineana me dijo que entre la gente de Guinea Ecuatorial y Nigeria no se pueden ni ver.

Este no es el caso, en España los programas de televisión se meten con todos los músicos cutres, españoles y extranjeros, y les dedican quizás más tiempo que a los músicos buenos. Aquí una muestra:






Con este tipo en cuestión hasta se hizo una versión del Himno Nacional que, en el caso de España, no tiene letra al tener que censurarse la antigua versión de José María Pemán por ser demasiado fascista:










...y paro de buscar, que vomito.

No hay comentarios: