domingo, septiembre 05, 2010

¿A qué huele el Espacio exterior?


Cuando yo era un crío se puso de moda un anuncio de compresas en el que hacían preguntas sobre a qué huelen cosas que no tienen olor, cosas como nubes, pensamientos y cosas así. En ese momento saqué varias conclusiones, 1: Hay muchas cosas que realmente no se a qué huelen si es que lo hacen. Y 2: Si hacen referencia al olor en un anuncio de compresas es porque la regla huele... y eso, en el contexto de un preadolescente que desconoce el sexo femenino puede ser bastante repugnante.

Ahora, volviendo al tema estríctamente olfativo-atmosférico, acaban de aparecer en la agencia rusa de noticias RIA-Novosti algunas declaraciones de cosmonautas rusos y astronautas estadounidenses que, tras volver de la Estación Espacial Internacional, dijeron a qué huele el Espacio exterior.

No, no se quitaron sus aparatosos cascos en esa peligrosa intemperie ni tampoco implosionaron sus cabezas antes de que pudieran decir por radio que aquello huele a chotuno. Su experiencia se basa en notar que al volver a sus vehículos y a la Estación sus trajes huelen distinto:

"Sí, el cosmos tiene un olor propio (...), no se puede explicar, es muy específico"

"no es agradable, es poco corriente y no lo puedes confundir con ningún otro olor. Es individual y no se le puede comparar"

"Yo pensaba que así sólo huele el metal, pero tras una salida de los compañeros, las escafandras tenían ese olor"

"Ahí está, ese es el olor del cosmos"

"Yo creo que, seguramente, se trataba de los restos de la evaporización del combustible del motor. No sé si hay olor en el lejano cosmos, pero alrededor de la EEI huele seguro"

De todo esto el cosmonauta ruso Alexander Skvortsov dijo que el Espacio huele como cuando frotas dos piedras de granito.

No hay comentarios: