sábado, octubre 31, 2009

Los Curiosos casos de Niños Ancianos


Una vez fui al cine y vi una película que, pese a ser romanticona, tema que suele darme bastantes nauseas, me gustó bastante dado lo extremadamente bizarro del tema. La película era El Curioso Caso de Benjamín Button, basada en una novela de Scott Fiztgerald y llevada al cine por David Fincher. La sinopsis, para quienes no la hayan visto, era la de un niño nacido justo el día en que terminó la Primera Guerra Mundial, es decir el 11 de Noviembre de 1918 como hijo de una acaudalada familia de fabricantes de botones. Su madre murió en el parto, cosa que hubiera sido la mayor tragedia de su nacimiento si no fuera porque el bebé nació con todo el ciclo de crecimiento invertido, es decir, nació completamente anciano y, a medida que pasaban los años, se iba haciendo más joven. Esto último habría sido el sueño de toda decadente señora podrida de dinero y amargada porque su cara tiene más surcos que una tienda de vinilos. Sin embargo esto tenía no pocos problemas y es que no es fácil ser niño cuando te fallan las caderas ni tampoco lo es saber que vas camino de la lactancia cuando te acaban de anunciar que vas a ser padre.

Lo cierto es que el Curioso Caso de Benjamín Button, como era de esperar, solo era una alegoría sobre el paso de la vida y otras cosas más profundas que mi mente sedienta de banalidades y embotada por el tedio jamás se molestó en descifrar.

Buscando y rebuscando en este macrovertedero virtual que es Internet intenté encontrarme con alguna historia que aunque sea muy lejanamente pudiera parecerse un poco al argumento de la película. Sin embargo, lo único que encontré fueron extrañas enfermedades que muy elocuentemente fueron señaladas por algunos como posibles fuentes de inspiración para Fitzgerald.

Así pues aquí comienzan los curiosos casos de niños ancianos:

Se considera una enfermedad oficialmente como “rara” cuando afecta a una población inferior a 5 de cada 10.000 personas. Esto puede llegar a ser un problema, no solo porque las enfermedades en si son bastante duras sino porque la escasez de pacientes con estas dolencias hacen muy difícil su investigación para encontrar una cura o prevención. De entre estas enfermedades, la progeria o envejecimiento prematuro, afecta sobre todo a niños pequeños e incluso bebes que acaban muriendo, literalmente, de vejez.


Sus rasgos principales son sequedad de la piel (causante de arrugas), calvicie prematura, canas en la infancia, problemas cardíacos, manchas en la piel causadas por un mal metabolismo de la melanina, artritis y un largo etcétera de problemas que suelen afectara personas de avanzada edad. Sin embargo hay otra cantidad de rasgos de esta enfermedad cuya razón no conozco pues yo personalmente no las relaciono con la vejez en si. Estas son los ojos prominentes, cráneo de gran tamaño, nariz prominente, barbilla retraída, venas craneales sobresalientes, nariz grande y picuda, pecho estrecho y venas coronarias también estrechas.

Actualmente no existen remedios pero si lo hubiera se está más cerca que antes de lograrlo ya que se ha conseguido aislar el gen causante de esta anomalía. Sin embargo, por el momento solo se puede intentar sobrevivir a base de tratamientos contra enfermedades cardiovasculares.

Los casos conocidos son realmente escasos y actualmente solo se conocen 50 casos en todo el planeta. Sin embargo, si los casos de progeria son extraños, más lo es el curioso caso de Maria Audenete una niña-mujer brasileña, en concreto un bebé de nada menos que 28 años de edad. No, no se trata de ningún caso de enanismo, se trata de un bebé que no ha cumplido absolutamente ninguna fase de su desarrollo físico ni mental desde que era una lactante. Es literalmente un bebé de 28 años de edad y un caso especial que los endocrinos aún están estudiando. De momento solo he logrado encontrar reseñas y vídeos en portugués brasileño, uno de los cuales es este video. Evidentemente no hace falta traducción para algo tan inteligible como el portugués:

4 comentarios:

brandelmosca dijo...

1) Buah, tío, te gustó esa película? O sea está bien hecha y consigue tocar la fibra sensible (si uno se deja llevar por el Kitsch...).

Ahora bien: vuelve a verla y analiza LO QUE DICE y LO QUE HACE Benjamin...

Teoría personal: si te das cuenta, la narración es la lectura de SU DIARIO. En ella se ve que es muy buena persona (aunque se va de putas y se emborracha desde niño), que viaja mucho y se hace un héroe (es el único sin arma en el barco, está escondido y lo de entregar su flotador es obviamente para quedar mejor todavía. Y luego encima hunde un Submarino japonés con una mierda de bote y sobrevive. Si te fijas, aunque había gente disparando al principio, cuando chocan no hay nadie. Boom, mueren todos los malos y Button es condecorado. Genial...:S).

De hecho, cuando tira el salvavidas al agua y sale el colibrí, deberías darte cuenta de que es una INVENCIÓN. No es una metáfora de la muerte y la eternidad, como quieren sugerir, sino un recordatorio de que es una narración dentro de una narración.

En ese mismo momento, contradiciendo TODA la película (en la que reflexiona sobre lo que hace), DICE que le manda el dinero a la mujer del marinero. Pero NO LO VEMOS.

Bien, desde este punto es cuando toda la narración, prevista para JUSTIFICAR TODA UNA VIDA, empieza a flaquear en cuanto a credibilidad.

brandelmosca dijo...

2)En ese momento,Button vuelve, conoce a su padre y se entera de que tiene bastante pasta. Nuevamente, lo que dice y lo que sugiere es bien distinto: Button se pasa su vida sin dar palo al agua (salvo lo del barco) pero vive en un anuncio de colonias(viajando con su velero y su moto, viviendo la vida con muchas mujeres...). Pero si te fijas, lo que vemos cuando va con el padre a la fábrica de botones es una FÁBRICA VACÍA. No hay nada y no parece haberlo. Button finge tener una buena relación con el padre -con el que se iba de putas, aunque eso no le parece algo sobre lo que reflexionar- hasta el día en que lo acompaña a la tumba de la madre.

Lo mires como lo mires, Button mata a su padre:los dos juntos viendo la puesta de sol en el cementerio(ocaso=muerte),B.B. está sentado DETRÁS del padre (esta postura sugiere una relación distanciada y en la que Button ACECHA)y le pone las MANOS en el hombro, cerca del CUELLO. Después, sin saber nada más, sin lloros ni grandes manierismos: BB tiene un montón de dinero de una fábrica en la que NUNCA TRABAJA y una casa que en vez de darle información sobre su madre (necesidad de tener raíces y origen), sólo le dura 20 minutos porque la vende.

Mi teoría es que la fábrica está arruinada y de donde saca pasta es de la venta de las posesiones del padre.

brandelmosca dijo...

3) Hay un montón de cosas como esta en toda la película y lo peor es que si tomas realmente de manera analítica el DISCURSO (texto)y las IMÁGENES, verás que todo sugiere más de lo que parece. Y una vez la ves así, todo empieza a encajar.

Porque el problema de la película es que es otra vuelta de tuerca: una vieja se está muriendo y su hija le lee el diario de un tal Button. Excusas para filosofar sobre la vida aparte, se trata de una narración dentro de una narración. Y por ende no se ve NUNCA al que lo escribió, porque ya está muerto. De modo que toda la información que tenemos es lo que está escrito... Pero, ¿escrito?
Si te fijas, cuando se ve el diario no aparece escrito de manera convencional: más que texto y palabras lo que se ven son recortes y fotos. ¿Puede ser que a su vez la hija esté NARRANDO los hechos que el otro sólo apuntó por encima?

Ten en cuenta si la analizas:
-el personaje no aparece salvo según su diario
-el diario es leído por otro personaje

Esto hace una DOBLE LECTURA: Button apunta lo que quiere y como quiere y la hija lo narra a su manera.

No sé, me parece una película comercial muy extraña y, sinceramente, el personaje no me cae nada bien: parece que hace siempre lo que le da la gana, nunca trabaja, nunca toma partido en nada y se pasa el tiempo viajando por el mundo en velero y motocicleta y follándose a todas. Y sólo vuelve a casa a ver a los padrastros cuando necesita pensión gratis.
No es ni un héroe ni un santo, como se deja intuir, pero es que además deja demasiadas cosas sin hilar y parece todo una sarta de mentiras.

Más o menos, mi crítica. Sólo la vi una vez y no me acuerdo de todos los detalles ya, pero si me la pones delante te digo cada cosa que no me cuadra, jeje!!

Hala, chau!

Luca dijo...

Sí, tienes razón en muchas cosas, la película parecía una colección de anuncios de colonia y el personaje a veces parecía incluso carecer de personalidad convirtiéndose en un mero espectador pasmado e indolente de todo lo que le rodeaba. ...pero es que tu no sabes como veo yo las películas, a mi lo único que me mantuvo interesado todo el tiempo fue el hecho más frikide todos y es el de su extraño e invertido proceso de envejecimiento. Hay películas que incluso ni me he enterado de la historia porque me estuve fijando en otros elementos ajenos al argumento, motivo por el cual he tenido que verlas de nuevo mil veces. Con El señor de los anillos solo me fijé en las ropas y diseños extraños que llevaban pero realmente no recuerdo casi ni de qué iba... con Star Wars me ocurrió lo mismo hasta el año pasado cuando por fin me fijé en el tema de que iba y así con muchas otras películas, de hecho te puedo decir que cuando era crío no sabía ni de qué iba ninguna peli de las que veía, tan solo preparaba una cinta de video y me quedaba esperando con un dedo en el botón Rec del mando a distancia para grabar cualquier cosa rara/monstruo/efecto especial supercurrado que me sirviera para luego hacer dibujos. Lo tuyo, en cambio es una crítica más profunda a la que yo solo hubiera llegado después de que se me pasara el asombro de "hey, ese tio se hace más joven"... y tranquilo, a mi las mierdas románticas nunca me han conmovido.

P.D.: A mi también me sorprendió que se cargaran un submarino con esa chatarra de remolcador.