lunes, septiembre 14, 2009

Mecafilios, lo que faltaba por ver


Por si no lo sabíais en este cochino Mundo hay de todo, y cuando digo de todo digo DE TODO. No es que yo lo diga para haceros entender que tenemos que ser tolerantes, abiertos y que las diferencias le dan sabor a la convivencia. No, para nada, esto no es un panfleto de una ONG. y yo ni soy tolerante ni lo quiero ser. ¿La razón? Pues sencillamente parto de la base de que hay cosas que son intolerables. Cuando era muy pequeño mis padres vieron conmigo la película A la caza y, de este modo, me di cuenta de que existían unos hombres muy raros que preferían irse a la cama con otros hombres en lugar de con mujeres y confieso que el asco me inundó, no podía soportar las imágenes que venían a mi mente solo de pensarlo. Si piensas que soy un homófobo te diré que tengo un amigo gay que siente la misma repulsión al pensar en sexo con mujeres así que deja de poner mala cara como si fuera yo un retrógrado cabrón, a cada cual le da asco pensar en sexo del que no le va precisamente porque no es lo suyo. Con el tiempo me fui enterando de que homosexuales había muchos, que era un comportamiento innato y que no hacían mal a nadie así que, aunque sus prácticas de dormitorio me produzcan auténticos cataclismos gástricos, pasaron al club selecto de seres vivientes a los que Luca deja vivir en paz.


Dicho esto anterior quedáis preparados para sentiros intolerantes por una vez, para dejar de veros a vosotros mismos como gente modernilla que está a la última solo por reconocer que algo tan antiguo como el ser humano tiene derecho a existir. La siguiente orientación sexual sí que merece un puesto de honor en un selecto cuarto acolchado junto con otros desviados que se lo montan con ovejitas, árboles y cosas por el estilo. Se trata, cómo no, de los mecafílicos o gente que se lo monta con máquinas, especialmente con vehículos.


Todo comenzó cuando una mañana me desperté a las 4 de la tarde y una amiga mía cuya bizarría había pasado por alto desde hacía años nos mandó un mail a no se cuanta gente por el descubrimiento impactante que acababa de hacer. Se trataba de reseñas y datos acerca de un documental protagonizado por un hombre llamado Edward Smith, un mecafílico de Washington de 50 y tantos años que había encontrado el amor verdadero, un Wolksvagen escarabajo, bueno, mejor dicho una Wolskvagen escarabaja, bautizada por su humana pareja con el nombre de Vanilla.

Aquí dos mecafílicos homosexuales

Smith, quien asegura amar a su coche, quien no puede frenar sus instintos lascivos ante la sensual carrocería de su amada cuando ambos se encuentran en la intimidad de su garaje, asegura, no obstante, que su experiencia más excitante la tubo con un helicóptero Airworf.

Sí amigos, esto va en serio

Aquí un atajo de guarras sin pudor alguno

Sí, aquí donde lo veis los mecafílicos son más listos de lo que parece pues son los únicos que se han buscado las parejas ideales, no discuten, no protestan, no son celosas, toleran la promiscuidad y para colmo nunca te van a dejar pues solo se mueven donde tú les ordenes. Así pues, nuestro amigo es un hombre que jamás se cortó un pelo a la hora de penetrar un tubo de escape sexualmente receptivo como el del Mitsubishi Eclipse de la foto de más arriba ni con el total de 1.000 coches con los que “se ha acostado” desde que tenía 15 años. Él, que de momento es uno de los 500 mecafílicos reconocidos del planeta que han decidido salir del armario, se defiende de las acusaciones de gentes de mente cerrada (como la mía) diciendo: "No estoy enfermo y no le hago daño a nadie. Es sólo que prefiero a los vehículos". Y bien es cierto, no le hace daño a nadie pero en fin, mi bisabuelo hablaba solo y amenazaba de muerte a gente que no existía, eso no le hacía daño a nadie pero sin duda era un hombre perturbado.



Sin duda prefiero mil veces a los mecafílicos que a los pederastas y a la Iglesia que les apoya pero aún así la existencia de esta extraña gente me plantea nuevas interrogantes ¿Queda algo más por descubrir? ¿Hay alguna nueva tendencia sexual sufriendo del ostracismo intolerante que aún no le deja salir del armario?
Permanezcan atentos a este blog

2 comentarios:

Zuko dijo...

y los que sienten divinidad por los animales como el jabali?

shana rey dijo...

luccaaaaaaaaa!!! me he acordado de ti al ver este video (:
supoongo que lo colgarás en mi honor no? bikus!!!!
(qué tal todo? i la geany?)

http://videomahzeni.blogspot.com/2009/09/diving-accident-18.html

lo mejor está al final... bueno, da un poco de sensación i eso...