lunes, agosto 10, 2009

NazBols, los comunistas nazis




“Mc Bain a la base, nos atacan comunistas nazis”

Con esta cómica frase el ficticio actor de películas de acción de Los Simpsons dio comienzo a un nuevo capítulo de dicha serie y acto seguido se enzarzaría en una pelea con unos extraños pilotos que parecían ser híbridos genéticos de Stalin y Hitler.

Pero.... ¿existen realmente los comunistas nazis? Si nos ceñimos a la definición que la plebe ignorante y atiborrada de estereotipos tiene de los términos “fascista” y “comunista” probablemente lo difícil sería establecer diferencias entre ambos términos. Así pues hoy muchos tendrían las siguientes definiciones: Fascista: Dícese de persona que solo da órdenes y mata gente; Comunista: Dícese de persona que también da muchas órdenes y mata mucha gente, solo que estos vienen de Rusia y son ateos. Otros serían aún más patéticos y solo diferenciarían entre unos y otros atributos tan absurdos como la ropa o el corte de pelo, y es que en el ridículo mundillo de las tribus urbanas todo se reduce a eso.

Otras personas, guiadas más por criterios morales en los que todo lo que asesine a gente en masa es “fascista” han llegado a hacer analogías muy similares en función del número de muertos que cada sistema político dejó, algo bastante absurdo pues en un recuento como ese no se salvarían ni las democracias liberales de Occidente, el capitalismo en si, ni mucho menos sistemas mucho más antiguos como el feudalismo o las sociedades esclavistas.

Sin embargo, en lo que se refiere a la ideología, es decir, en las ideas y conceptos que mueven a cada movimiento al proyecto de construir un nuevo modelo de sociedad, en ese aspecto, son muy diferentes triunfen o no en sus objetivos.

Voy a evitarme el esfuerzo de sacar definiciones de diccionario de cada ideología y solo recalcaré que mientras una pretende la destrucción de las diferencias entre clases sociales, la otra pretendía simplemente que dicho cambio no se realizara, para lo cual creó la idea de que las desigualdades se producen por luchas raciales y no de clase. Vaya, así con la tontería las he definido cuando dije que no lo haría. Otro de los fundamentos, en concreto del fascismo, es intentar aglutinar en su seno a poblaciones enteras con argumentos de lo más diverso los cuales varían según la forma de ser de cada país. Así pues mientras en España el elemento era el catolicismo ultraconservador, en Alemania era la pureza racial y en otros países, simplemente, el anticomunismo.

Situémonos ahora en Rusia, la patria de origen de los comunistas nazis o como ellos prefieren ser llamados, es decir, Nacional-Bolcheviques. Era 1991, la Unión Soviética llegaba a su fin tras unos cuantos años de Perestroica con Gorbachov a la cabeza y cuyo timón fue tomado por un Boris Yeltsin que, junto con los presidentes de Bielorrusia, Ucrania y otras hoy ex-Repúblicas de la URSS firmaron la disolución de ese gran experimento social que fue conocido como socialismo (o comunismo). En todo el mundo se decía que la antigua URSS por fin se abría a las ideas del Occidente democrático pero, desgraciadamente, esto no se basaría solo en la pluralidad de ideas y partidos sino también en la llegada de excrementos sociales como los movimientos de ultraderecha, antaño casi inexistentes y eficientemente neutralizados por las autoridades comunistas. La penuria económica y social de las ex-Repúblicas soviéticas, en especial de Rusia, fue realmente dantesca. Aparecieron como por arte de magia fenómenos sociales antes desconocidos como la mendicidad, el paro y otros problemas derivados a su vez de estos tales como el aumento del alcoholismo, la prostitución, etc. El descontento fue aumentando y la población fue canalizándolo por vías antes proscritas. Grupos ultranacionalistas, unos partidarios de la restauración del zarismo más rancio y ortodoxo, otros recreando una ideología pseudonazi que abogaba por un imperio racial paneslavo, llenaron las calles de manifestantes. Otros, más clásicos y quizás más pragmáticos, volvieron su mirada hacia el Partido Comunista de la Federación Rusa mientras veían que todos los servicios de prestaciones sociales de la URSS se iban desmantelando aumentando así las bolsas de miseria y descontento.

Entre todos ellos había un extraño personaje, Eduard Limonov, un escritor underground que llevaba exiliado en París desde 1974. Tras su regreso a Rusia fundaría un exótico movimiento que parecería querer canalizar todas las frustraciones del pueblo ruso ya fueran de izquierdas o de derechas. Sería desde el Partido Nacional-Bolchevique, P.N.B., organización casi exclusivamente formada por jóvenes skinheads y algún otro personajillo como Nadezhda Vóronova, una señora que se hizo famosa por abofetear a Gorbachov con un ramo de claveles en una ocasión.

Edward Limonov presentando su falange

La organización se define como transversal, es decir, que asume ideas y postulados de ideologías dispares y enfrentadas como el fascismo y el comunismo. El único ingrediente que ellos aseguran que puede unir a ambos movimientos es su oposición frontal a las democracias liberales. Entre sus otros muchos ingredientes ideológicos se mezclan ideas de Karl Popper y algunos planteamientos geopolíticos de Alexander Dugin. Del primero extrajeron sus definiciones de sociedades abiertas y sociedades cerradas. Mientras tanto, atendiendo a algunas teorías de Dugin, llegaron al convencimiento de que Rusia debería ser el centro desde el que se construyera un imperio euroasiático que abarcara desde Vladivostok hasta Gibraltar pasando por una Rusia con las demás ex–repúblicas de la URSS reunidas bajo las órdenes de un Kremlin imperial.



Aquí en azul oscuro las modestas pretensiones territoriales de los NazBols, no piden nada los chiquillos.

Buscar y rebuscar entre sus singulares sitios web puede ser un acto de lo más bizarro, en ellos se entrecruzan imágenes de soldados del Ejército Rojo soviético junto con zares medievales, vikingos y un sinfín de símbolos rediseñados por ellos. En cuanto a los escritos se alternan los de sus propios dirigentes e ideólogos tales como Limonov o Dugin y a otros tantos que probablemente se estén revolviendo en su tumba al ver como los sacan de contexto.... y me refiero a Lenin, Trotsky, Stalin, Mussolini, Italo Balbo, Gabrielle D'Annunzio, Hitler, Goebbels, Julius Evola, Georges Sorel, Wilfredo Paretto, Schopenhauer, Goethe, Mao Zedong, Deng Xiaoping, Ho Chi Minh, Fidel Castro, Nicolae Ceauşescu, Ernesto Guevara, José Carlos Mariátiegui, Augusto Sandino, Vo Nguyen Giap, Kim Il-Sung, Anton Drexler, Gregor Strasser, Gaddafi, Saddam Hussein, Hussein de Jordania, Erich Honecker, Yasser Arafat, Enver Hoxha, Josip Broz Tito, Milošević, Jean-Marie Le Pen, Salvador Allende, Eva Perón, Mahatma Gandhi, Malcolm X, Nelson Mandela, Shaka Zulú, Gamal Abdel Nasser, etc. Yo personalmente me he llegado a encontrar con una imagen como esta:



¿Qué, no sabéis quién es? Es el bueno de Pol Pot, el genocida camboyano que se autoproclamaba comunista pero al que los propios comunistas de la vecina Vietnam tuvieron que echar del poder a tiros. Tal fue el nivel de su locura que, mientras en otros países comunistas intentaban sus proyectos de igualdad extendiendo la educación a los analfabetos, este tío directamente fusilaba a los graduados universitarios. Bueno, sí, es una manera de dejar a todos iguales pero yo prefiero la primera.

Algunas fuentes aseguran que los Nacional-Bolcheviques no son solo un movimiento de freaks post-soviéticos sino que ya existían en la antigua URSS en tiempos de la ocupación nazi. La explicación es lógica, resulta que a la hora de invadir un país, toda potencia invasora que se precie ha de contar con una “quinta columna” o, mejor dicho, con colaboracionistas nativos. En el caso de la invasión nazi de la URSS, los colaboracionistas serían todos los descontentos con el comunismo soviético, muchos de los cuales se agruparon en el llamado Ejército de Liberación Ruso (Russkaya Osvoboditel'naya Armiya, ROA), un ejército clandestino que habría de prestar apoyo a los invasores hitlerianos en territorio ocupado. Por su origen muchos de los militares que se unieron a esta organización tras haber pertenecido al Ejército Soviético se les llamó Nacional-Bolcheviques. El propio general que lideró al ROA, Andréi Vlásov , había sido miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética y hombre de confianza de Stalin hasta que decidió traicionarlo, por tanto puede decirse que este sea uno de los primeros NazBols de la Historia.


Aquí tenemos a Andréi Vlasov, el hombre con el mayor parecido a Blas de toda la Historia de la Segunda Guerra Mundial.

Pero... ¿quién es realmente Eduard Limonov? Desgraciadamente las fuentes son pocas, muchas se contradicen y me da que las más fiables son las que están en idioma ruso, ininteligible para mi (de momento). Así pues, lo que he podido sacar en claro es que Limonov nació en Dzerzhinsk, en la Rusia soviética de 1943, fue poeta y más tarde fue expulsado de la URSS tras lo cual emigró a Nueva York donde trabajó como mayordomo y donde escribió numerosas novelas. También vivió en Paris donde se ganó la simpatía de numerosos intelectuales franceses y disidentes soviéticos. Se ha llegado a hablar de su bisexualidad, en contraste con la manifiesta homofobia de su partido.

Ha estado numerosas veces en prisión, una de esas ocasiones fue bajo la acusación de intentar formar un ejército clandestino con el que invadir Kazajstán y deponer a su presidente Nursultán Nazarvayev. Acusaciones, según muchos, carentes de fundamento.

Se ha dicho también que combatió en la exYugoslavia del lado del genocida Radovan Karadžić, algo de lo que carezco de más información.

La última gran ocasión en la que apareció en las noticias fue tras su detención junto con el famoso ajedrecista Gari Kasparov, en una refriega con la policía durante una manifestación. Hay que recalcar que ambos personajes son aliados en el Frente de Unión Civil.

Estos son los datos básicos que hay en Internet sobre este personajillo.


En España se ha clasificado al partido Movimiento Social Republicano como el máximo exponente de esta ensalada ideológica en España. Por si alguien se lo está preguntando la respuesta es NO, no llevan banderas republicanas con el aguilucho en medio, esto solo me lo bajé de la Frikipedia porque me parecía cómico.

No me quedaría contento con este artículo sobre los “comunistas nazis” si no pusiera la guinda con otros tantos movimientos exóticos que han osado mezclar izquierdas y derechas a su antojo a lo largo de la Historia. Os advierto que son a cual más bizarro.

Otros frikis de la política

Los Nacional Anarquistas


Movimiento fundado por el inglés Troy Southgate, ex –militante del neofascista British National Front, y partidario de un mundo en el que cada raza viva aislada de las demás en comunidades de tipo anarquista, sin explotadores ni explotados... eso sí, que nadie de otra raza mire o diga nada a otro porque la liamos. Muchos anarquistas (de verdad) aseguran que esta no es sino una estrategia neonazi por atraerse a jovenzuelos incautos que no comulguen del todo con el fascismo y sí con la izquierda antisistema. He de decir que aún barajo la posibilidad de que los Nazbols rusos lo sean también.

El Partido Verde Nazi Libertario


¡Toma ya! ¿Había algo más por meter en el saco? Poco puedo decir de esta organización estadounidense salvo rarezas como que está vinculada a algunos movimientos neopaganos y que entre sus links uno puede encontrarse desde a los Panteras Negras hasta ¡¡al Partido Nacionalista Vasco!! Recibió apoyos de lo más exótico como el del escritor Savitri Devi, hinduista, nazi y francés. También se lo relaciona con un adolescente nativo americano llamado Jeffrey James Weise, que se hizo muy conocido cuando entró en su instituto y al más puro estilo del triste Columbine, mató a tiros a muchos de sus compañeros y después se suicidó.

¿Cometió esos crímenes por influencia de ese partido político o se acercó a ese partido por influencia de su desorden emocional? Quien sabe, de momento solo nos queda la triste noticia que le hizo famoso así como una extraña y violenta animación en flash subida por él mismo bajo el pseudónimo Regret a la web de Newgrounds.... ved el video AQUÍ

Montoneros



En 1945 toma el poder en Argentina Juan Domingo Perón y, desde el poder, crea un movimiento populista para acercarse a los trabajadores a su seno mientras las arcas del Estado estuvieran llenas y por tanto pudiera mantenerlos contentos... al menos solo en unas cuantas provincias. Perón fue depuesto en 1955 por un golpe militar, estuvo un tiempo viviendo exiliado en Madrid por cortesía de su amigo Franco y luego volvió a Buenos Aires pero el peronismo clandestino que había luchado contra los militares estaba muy dividido. De esa división surgieron los Montoneros, un movimiento guerrillero que pretendía crear un supuesto “Socialismo Nacional” o “Patria Socialista” que ni ellos mismos se molestaron en describir. Aquí tenemos, por tanto, un movimiento que dice ser de izquierdas pero que hunde sus raíces en un militar amigo y aliado de Franco.

Falange Auténtica



Estos sí que son extraños. Se trata ni más ni menos que de un partido que se reivindica heredero de la mismísima Falange de José Antonio Primo de Rivera, es decir, del mismo grupo terrorista que recibió apoyo de Mussolini y Hitler para emprender una campaña de desórdenes en la España de los años 30 para crear un clima pre-golpista contra la II República. Todo sería desgraciadamente normal si no fuera porque Falange Auténtica, a pesar de sus postulados, rompió con la Mesa Nacional Falangista por considerar que era un poco ultraderechista, un poquito nada más. Comenzaron su andadura considerándose “falangistas de izquierdas” y hasta salieron en las noticias cuando formaron gobierno en un pueblo junto con Izquierda Unida.

Voy a saltarme a otros bichos raros como al Partido Carlista, que intenta ser monárquico, federalista y de izquierdas a pesar de que ya en el siglo XIX eran ultraconservadores. También voy a omitir comentario alguno sobre el Movimiento Nacional-Socialista de Euskal Herria, un movimiento contrario a ETA y a la Izquierda Abertzale en general pero que, de igual modo, reivindica su independencia de España y Francia y su desprecio racista hacia todo lo no vasco. Lo más patético es que las webs de este grupito están alojadas nada menos que en los mismos portales donde pululan los “superespañolazos” de Ultrassur y otros grupos.

Para poder escribir esta larga entrada he tenido que bucear en sitios de lo más hediondo y, como resultado, me he tirado una semana con un porno-virus que me mostraba una imagen en bucle de unos labios vaginales tragándose un consolador todo el santo día. Esto ya lo dije antes pero es solo para que veáis como el pobrecito de mi las pasa canutas por vosotros.



Y para rematar, hoy 3 de Septiembre de 2010, he tenido que volver a subir todo el artículo tras haberse borrado "misteriosamente", quizás por algún miembro aludido de alguno de los movimientos frikis mencionados antes. De ser así seguro que lo hizo pensando que soy un agente del sionismo internacional americano o algo semejante o incluso un iluminati, como ya me han llamado en este blog.

En fin.

6 comentarios:

Zuko dijo...

ME HA GUSTADO LA ENTRADA...SOBRE TODO EL FINAL XD

Federico dijo...

Tio eres el puto amo. Jodido informe. Felicitaciones desde Argentina.

Anónimo dijo...

Querido Amigo, has dado en la clave... igual te ha faltado poner el paradigma español pro-pepero de Pío Moa que de asesinar a policias en tiempo de Franco, siendo un Grapo del PCE (R) ahora es el mayor "historiador" o lo que sea, defensor a ultranza de la estupidez de los militares fascistoides y africanistas, que mancharon su uniforme uniéndose a Hitler y Mussolini en la invasión de España (también llamada guerra civil) aunque en realidad fue sólo un golpe de estado fascista. Gracias por tu magnífico artículo y sobre todo por aguantar ese virus final de labios vaginales reiterativos lascívicos.

Luca dijo...

Anónimo: Pio Moa es en todo caso el paradigma del chaquetero llevado a su máxima expresión pero no puede ser incluido aquí pues nunca ha intentado unir aspectos de ambas ideologías ni ha intentado crear algún tipo de engendro maoista-franquista. Sencillamente se divorció de su anterior ideario y con el tiempo se convirtió en un negacionista del Holocausto franquista. Personajes así hay muchos, otro Pío, Baroja en este caso, llegó a ser miembro de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética... y, sin embargo, más tarde escribiría: "Comunistas judios y demas ralea", libro de cabecera de más de un ultraderechista.

Entre un Pío y otro hay desde Pilares del Castillo pasando por Acebes, innombrables de la COPE y hasta Eduardos Punsetes.

Pero este artículo solo habla de los frikis que creen que se puede ser ambas cosas a la vez.

Anónimo dijo...

"... mientras una pretende la destrucción de las diferencias entre clases sociales, la otra pretendía simplemente que dicho cambio no se realizara, para lo cual creó la idea de que las desigualdades se producen por luchas raciales y no de clase."
Perdí mi tiempo leyendo la totalidad de tu patético articulo, pero esa frase me enfermó sobremanera: ahora me duele la panza, siento frio y tengo sueño. Pagaras por expresar tu ignorancia e idiotez de tal ignominiosa manera!

Luca dijo...

Anónimo... estoy temblando