jueves, diciembre 04, 2008

Pandas, animales frígidos

Los osos panda son unos de los animales que más suelen gustar a la gente pero a mi me parecen unos animales bastante raritos. Para empezar fijémonos en su extraño pelaje y luego si queréis vamos a pensar de qué manera puede bicho alguna camuflarse con ese extraño disfraz de vaca o de bronceado albañil en plenos bosques montañosos de China. A parte de ese raro detalle es un animal que durante mucho tiempo fue clasificado no como oso sino como una rara especie de mapache gigante. Posteriores análisis genéticos descubrieron que realmente era un oso pero ahí no acaban las rarezas pues también es un animal dotado de dentaduras preparadas para desgarrar carne, aunque luego solo come bambú.

Estas cosas no llaman mucho la atención pero lo más interesante del panda es que se trata de un animal casi completamente frígido o, al menos, así se vuelve cuando vive en cautividad. Sí, así es, a los osos panda no les gusta hacer el guarro en una jaula, no les va ese rollo. Sin embargo es completamente necesario que lo hagan así y la razón no es otra que el hecho de que son una especie en peligro de extinción, motivo por el cual sus cuidadores necesitan comprobar desde el principio hasta el fin sus procesos de reproducción. Lo mejor de todo es que para paliar esta situación de frigidez los científicos han hecho uso nada menos que de películas porno de pandas... sí, yo tampoco me lo creí en su momento pero al parecer los alaridos que se producen en las ruidosas cópulas de los pandas pueden influir en su tan requerida excitación.

Como sé que no me vais a creer, aquí está la prueba:



No hay comentarios: