martes, diciembre 16, 2008

Cathie Jung


Cathie Jung es una de esas personas obsesivas que llegan incluso a mutilarse el cuerpo con tal de llegar a tener las más estrambóticas y circenses apariencias. En otras ocasiones vimos a la trágica Hang Mioku o al esperpéntico Hombre Gato. En este caso, sin embargo, la cosa no es tan grave aunque siga sin estar exenta de cierta grima y es que Cathie Jung es una obsesa de los corsés, sí, esas cosas raras con las que las damas decimonónicas se moldeaban hasta parecer relojes de arena.

En el caso de Cathie Jung la cosa llegó al punto de extirparse dos costillas flotantes al igual que la también grimosa Cher, solo que en este caso la cintura de avispa parece más bién una cintura de número 8 y tan solo por salir en el Libro Guiness.

A continuación tenéis una galería de la susodicha:

2 comentarios:

Mar (La vieja sirena) dijo...

AGGGG ahí no caben los órganos imprescindibles para la vida... que grimaaa

Luca dijo...

Para mi que tiene hígado, pero lo tiene de puntillas.