lunes, noviembre 03, 2008

Akira con actores reales


Llevo ya mucho tiempo posponiendo un artículo gigantesco sobre todo lo que hay que contar acerca de Akira. Dado que todo lo que hay que contar al respecto es bastante extenso pues se trata de un tema del que necesitaría cuanto menos hacerme a la idea de que voy a estar aquí escribiendo hasta que me duelan los dedos, pues nunca llegué a intentarlo. La razón de que adelante algo es que anoche leí en 20 Minutos que el macroscópico manga, es decir, los 6 tomos de tamaño de guía telefónica de los que consta Akira, va a pasar a la pantalla grande con actores reales y me imagino que también con un presupuesto y un metraje enormes. Lo cierto es que ya llevaba yo tiempo pensando que algún día se haría Akira con actores reales, la versión en anime de 1988 la verdad es que deja mucho que desear si la comparamos con el comic. Cualquiera que haya visto la película y leído el manga podrá comprobar que el largometraje no supone ni el 1% de todo lo que ocurre en su versión en papel. ¿Cuál es la razón de todo esto? Pues que en realidad hubo 3 versiones de Akira, una es la que nació y creció dentro de la cabeza de Katsuhiro Otomo, otra es la versión en anime de la misma que, por suerte o por desgracia, nació prematuramente en 1988 pues Otomo le daría bastante más tiempo de gestación a su obra antes de que naciera el tercer Akira, es decir, los 6 tomos que suponen el Akira en manga.

Hoy en día la película de Akira puede no llamarnos demasiado la atención pero tengamos en cuenta que dicho anime se presentó en un Occidente acostumbrado a ver a una primitiva Heidy que en lugar de mover sus labios lo que hacía era hacer aparecer y desaparecer su boca muy rápidamente mientras hablaba. Sí, se trataba de una época en la que la animación era realmente primitiva, incluso la que llegaba de Japón. Otro de los nuevos ingredientes era el hecho de haber realizado un largometraje de animación con un argumento en el que se entremezclaran cosas como la tensión política, los poderes paranormales, las conspiraciones, sectas apocalípticas y otros tantos elementos considerados desde siempre como de patrimonio exclusivamente adulto. Quizás sea también porque en otros países los dibujos animados no son solo patrimonio de la infancia pero de igual modo Akira abrió todo un mundo.

Por lo visto la nueva versión me temo que no la harán los japoneses sino Hollywood así que temblemos porque esa panda de inútiles obsesionados con los porcentajes pueden volver a la carga y cargarse un clasicazo por su manía de querer poner siempre al actorcillo más guapo o hacer debutar a la inútil con menos talento pero con las tetas más grandes. De momento ya tenemos una Bola del Dragón Z que ni se le parece de lejos así que temblad.

La noticia original es la siguiente:

http://www.20minutos.es/noticia/299025/0/akira/katsuhiro-otomo/manga/

1 comentario:

brandelmosca dijo...

2 cosas:

-Akira (la peli) no deja NADA que desear, salvo que deja con ganas de más... Es cierto que no cuenta toda la historia y que el guión acaba siendo algo fragmentario... Pero como película, como animación y como obra de arte, es simplemente una obra maestra!

-Bola del Dragón parece una peli de Nollywood, jejee... es tan cutre que no parece ni una teleserie... Esta época quedará marcada por basuras como Iron Man, Legend of Zelda, etc... La ERA DE LAS SUPERPRODUCCIONES BASURA: