sábado, octubre 20, 2007

Un Estado Gay en Oceanía

En este mundo existen estados de todo tipo, estados liberales, estados musulmanes, estados socialistas, incluso existe un estado judío... sin embargo lo que nadie se esperaba es que existiera un Estado Gay.

Todo comenzó cuando en 1990 una facción radical del movimiento gay formó uno de los movimientos nacionalistas más extraños del mundo, el Nacionalismo Queer. Dicho movimiento exponía, entre otras cosas, que los y las homosexuales de todo el planeta no forman un simple colectivo sino un pueblo oprimido por los heterosexuales. La verdad es que esto es un poco extraño pues los vínculos que hacen que un colectivo sea clasificado como pueblo son de cultura, religión (aunque no siempre) e idioma... pero que yo sepa nunca las preferencias sexuales.

Al parecer este movimiento surgió más como una respuesta agresiva ante la lenta equiparación social y legal de este colectivo en el Mundo. En este aspecto se asemeja un poco a los orígenes del Sionismo, el movimiento que defendía la creación de un Estado judío que sirviera de refugio al pueblo judío ante el antisemitismo... aunque ahora muchos palestinos tengan que refugiarse de ese Estado. Así pues si Israel fue un refugio ante el antisemitismo el Estado Gay lo sería de la homofobia, solo quedaba fijar las coordenadas geográficas.



Fue entonces cuando el 14 de junio de 2004 un grupo nacionalista queer plantó la bandera del arcoiris en una de las Islas del Mar del Coral y declararon su independencia respecto de Australia. Uno de los integrantes de dicho grupo fue Dale Parker Anderson quien se proclamó a si mismo Dale I, emperador del Reino gay y lésbico de las Islas del Mar del Coral. Lo más curioso de todo es que tras proclamar su independencia, que ni Australia ni ningún país reconoce, surgieron otros Estados y movimientos nacionalistas Gays que no reconocían al Reino de las Islas del Mar del Coral, estos fueron el Gay and Lesbian Commonwealth Kingdom, liderado por Jaix Broox, el Unified Gay Tribe, liderado por Bill Freeman y Enrique Pérez y Gay Homeland Foundation, grupo basado en Alemania y cuyo líder es un tal Victor Zimmermann.


La verdad es que no se realmente como podría ser un Estado gay pues en cada país siempre hay facciones extremistas. Solo hay que recordar que uno de los slogans del movimiento nacionalista gay fue "Odio a los heteros" (I hate straights), aunque cuyo eslogan más conocido es "Estamos aquí. Somos queer. Haceos a la idea" (We're here. We're queer. Get used to it).

Por lo pronto ese territorio permanece deshabitado aunque según algunas fuentes están empezando a crear sus propios sellos así como una incipiente industria turística basada en la pesca y las playas.

No hay comentarios: