viernes, octubre 12, 2007

Gorbachov trabajando en Pizza Hut

Esta noticia tiene ya algunos años pero poca gente la sabe o la recuerda. Resulta que mucho tiempo después del derrumbe soviético y en pleno caos económico de la administración Yeltsin (sí, el borrachín ese que bailaba tan mal), la Fundación que dirijía Mihail Gorbachov, artífice de la Perestroika, se encontró con que no tenían ni para gomas de borrar y decidieron pedir ayuda a sus nuevos aliados de Occidente.

El resultado fue este, cuanto menos, curioso anuncio:


No hay comentarios: