jueves, marzo 01, 2007

Segundas partes nunca fueron buenas

Pocas veces en la vida vais a ver esto: yo retractándome. Resulta que el trailer de la supuesta secuela de Titanic era falsa, una especie de queja o burla a Hollywood por la deplorable racha de falta de creatividad de la que desde allí se hace gala ultimamente.

Como forma de hacerlo han tomado diversas tomas de películas de Leonardo Di Caprio y las han pegado entre sí creando un todo bastante convincente. Tan convincente que hasta yo he picado.

Que se critique a la industria hollywoodiana de falta de creatividad me parece algo bastante justo. El cine es una industria de mucho riesgo y a su vez necesita mucho dinero. Esto da lugar a que los inversores prefieran muchas veces prestar dinero a producciones que están seguros que funcionarán y ¿qué mejor forma de hacerlo que alargando una pelicula que ya ha tenido exito?

Este es el origen de la mayoría de los remakes, de los cuales sobran más de la mitad y es que como dicen por ahí, segundas partes nunca fueron buenas.

Os vuelvo a dejar el mismo trailer, para los que vean este post antes que el anterior:

No hay comentarios: