miércoles, marzo 07, 2007

La mujer de la selva camboyana



Al igual que Tarzán o el niño de El Libro de la Selva hace ya más de una década, en 1989 para ser exactos, una niña de unos 8 años de Rattanakiri (noreste de Camboya) desapareció adentrándose en la selva.

Parece ser que su familia y vecinos de su localidad la dieron por perdida para siempre cuando unos obreros de la madera que talaban árboles en la zona se encontraron con que alguien intentaba robarles el almuerzo.

Fue en ese momento cuando reapareció aquella niña, esta vez con 27 añazos de sobrevivir en la más absoluta soledad y austeridad de la selva camboyana.

Desde entonces, aunque parezca extraño su vida cambió para peor. La verdad es que bien mirado vivir en una selva en absoluta soledad durante tantos años debe de ser algo muy parecido a recluirse en un monasterio cartujo con voto de silencio y todo. Pensandolo mejor, yo creo que incluso es mayor el aislamiento de una selva pues, a diferencia de monjes y monjas, esta mujer no ha visto ni tenido contacto algunbo con ningún congenere humano durante toda su estancia en aquellas zonas.

Al parecer años de esa absoluta soledad la han asocializado completamente y no digo esto porque no sepa como funciona una wii, yo tampoco lo se y soy muy feliz.

La cosa es que el regreso de la joven al entorno social humano no le está siendo nada fácil. Para empezar no emite absolutamente ningún sonido articulado. Si bien sabía hablar a los 8 años, cuando desapareció, todos los años de aislamiento la han hecho olvidar su propio idioma, solo recuerda decir “padre”, “madre” y “dolor de estómago”. Asi pues señala su boca cuando tiene hambre y otras zonas de su cuerpo que no voy a nombrar cuando tiene que ir al baño.

La verdad es que dudo mucho que permanezca con su familia pues últimamente les está siendo imposible “Desafortunadamente no para de llorar y quiere regresar a la jungla”, cuenta Mao Sun, que añade “ella no está acostumbrada a vivir con otras personas.

No hay comentarios: