lunes, marzo 05, 2007

Concurso humillante japonés 4

Este es realmente fuerte. Consiste en ver cuanto tiempo aguantas dentro de una bañera de agua casi hirbiendo mientras, con tus pataleos, consigues hacer vibrar a una piva en bikini.

2 comentarios:

ZESAR dijo...

He tenido la suerte de haber conocido a muchas japonesas y a algún japonés y he sacado las siguientes conclusiones:

-los japoneses, si son así de salidos, es en compañía de otros hombres con los que tienen confianza. Los que conocí son serios y reservados, pero puedes charlar con ellos un rato. Suelen ser amables, pero son posesivos con las mujeres. He oído incluso historias de malos tratos... Si alguno de vosotros ha visto hentai -que seguro que sí- ya sabréis que los japoneses están locos por los monstruos de mil pollas inmensas que violan a colejialas por todos los agujeros imaginables, así que de ahí se puede sacar un poco la idea que tienen de las mujeres. A mí ya me parece machista que tengan que sacar tías en bikini en todos los mangas que veo...


-las japonesas... bueno, en una cultura donde se las prepara básicamente para ser buenas esposas sometidas al varón, hay de todo, como siempre. Las he conocido que hablaban sin cortarse un pelo de sexo y que tenían una activa vida sexual (me comentaron de una amiga que había tenido sexo con distintos tíos durante una semana que estuvo de visita en Alemania y ronda por ahí una historia sobre un supuesto triplete de una noche...). Mientras, otras buscan un novio formal que las trate bien y que cuide de ellas, y quieren una relación que se pueda denominar "de amor" o algo así.
He conocido algunas tías que eran prácticamente pre-amas de casa y cuyo principal interés era echarse un buen marido.

Luca dijo...

Sí, ya me habías contado la historia de esa piva, incluso con fotos de las fases de su metamorfosis de chica esbelta a luchadora de sumo.

No se hasta qué punto es cierto lo que dices pero si pones en youtube las palabras "Sexo Metro" y le das al segundo video veras con qué tranquilidad se comporta una chica japonesa tras ser victima de una vejación bastante heavy. También es sorprendente la pasividad de la gente. No es que seamos nosotros más civilizados pero solo por un tirón de bolso vi una vez a mogollón de gente persiguiendo a un caco en el metro de Madrid. Ni me imagino lo que harían si ocurriera lo del video de youtube que te digo.