sábado, diciembre 16, 2006

Las Mejores Frasecitas del Mundo de las Sotanas



"Que los escritores católicos tengan cuidado, al defender la causa del proletariado y los pobres, de no usar lenguaje calculado para inspirar entre el pueblo una aversión a las clases altas de la sociedad." Papa Pío X, carta a los obispos de Italia, 18 de diciembre de 1903

"Cada uno en esta vida debe someterse a las autoridades. Pues no hay autoridad que no venga de Dios, y los cargos públicos existen por voluntad de Dios. Por lo tanto, el que se opone a la autoridad se rebela contra un decreto de Dios, y tendrá que responder por esa rebeldía." San Pablo, Carta a los Romanos, 3, 1-2

"[Los católicos] deben introducirse dondequiera que sea posible en la administración de los asuntos civiles... [Todos] los católicos deben hacer lo que esté en su mano para que la constitución de los estados y su legislación sean modeladas sobre los principios de la verdadera Iglesia." Papa León XIII, encíclica.
"De la misma manera debemos soportar la autoridad del príncipe. Si usa mal su autoridad o abusa de ella, no debemos albergar resentimiento, ni buscar venganza ni castigo. Habemos de mostrar obediencia por amor a Dios, porque el gobernante es el representante de Dios. Como sea que impongan cargas o expropien bienes, debemos obedecer y soportar pacientemente." Martín Lutero, sermón "Tributo al César", de "The Political Theories of Martin Luther", Luther Hess Waring, 1910


Para la Iglesia es perfectamente razonable este pensar y proceder, puesto que ella es la “poseedora de la verdad única” y que tiene “la salvación única” (títulos que ella sola se ha adjudicado que, entretanto, también se los adjudican todas las religiones). Pero la Iglesia no es un ente vivo de otro mundo. La creencia de que la Iglesia Católica está iluminada o guiada por un poder sobrenatural benigno es una cuestión de fe religiosa. Esta es una institución social, de este mundo, conformada por la sociedad y que le dice a la sociedad como comportarse, cómo pensar y cómo sentir, cuáles son sus pecados, cuáles sus castigos y cuál es la salvación. Esto es lo que la hace una institución social, que, por ser tan grande y como toda institución poderosa, necesita mantener su poder a través de la expansión y la continuidad de su doctrina. Esto es un hecho natural, que ha llevado a la Iglesia (a la vez que nos habla insistente de humildad y amor al prójimo) ha verse envuelta en hechos “inmorales” y envolverse en una estructura y comportamientos “inmorales”, siendo lo “moral” aquello que ella misma dicta como “humildad y amor a todo el mundo”. He reunido citas puntuales de personajes que demuestran, a lo largo de la vida del cristianismo, una acción criminal de consecuencias autodestructivas a gran escala, más allá de la propaganda institucional bimilenaria que ha venido haciendo la Iglesia Católica (y todas las otras iglesias cristianas). "El Estado español se construyó ahora siguiendo el sistema corporativo recomendado por Pío XI en su Encíclica Quadragesimo Anno. Se abolieron nuevamente las libertades de expresión, de prensa y de asociación. La literatura, el cine y la radio fueron sometidos a un estrecho control y todos los partidos políticos, excepto la Falange, fueron prohibidos. Todas las confesiones no católicas fueron reprimidas y se cerraron todas las escuelas e iglesias protestantes." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX", sobre España al caer bajo el dominio franquista.

"[H]ay dos espadas: la espiritual y la temporal... Una y otra espada, pues, están en la potestad de la Iglesia, la espiritual y la material. Mas ésta ha de esgrimirse en favor de la Iglesia; aquella por la Iglesia misma. Una por mano del sacerdote, otra por mano del rey y de los soldados, si bien a indicación y consentimiento del sacerdote. Pero es menester que la espada esté bajo la espada y que la autoridad temporal se someta a la espiritual... Que la potestad espiritual aventaje en dignidad y nobleza a cualquier potestad terrena, hemos de confesarlo con tanta más claridad, cuanto aventaja lo espiritual a lo temporal... Porque, según atestigua la Verdad, la potestad espiritual tiene que instituir a la temporal, y juzgarla si no fuere buena... Luego si la potestad terrena se desvía, será juzgada por la potestad espiritual; si se desvía la espiritual menor, por su superior; mas si la suprema, por Dios solo, no por el hombre podrá ser juzgada." Bula "Unam Sanctam"

"Si no se la define claramente, esta ley será extremadamente peligrosa para todos. [...] ¿Dónde está el límite entre el discurso convencido, el sermón apasionado, y la manipulación mental? En realidad, más allá de la batalla anti-sectas es el conjunto de los movimientos religiosos el que debe sentirse amenazado." Reverendo Jean-Arnold de Clermont, presidente de la Federación Protestante francesa, La Croix, 22 de junio de 2000, sobre la ley que convierte en delito la "manipulación mental"

"No lo enviamos a usted a Washington para que tomara decisiones inteligentes. Lo enviamos a representarnos." Kent York, pastor bautista, al diputado estadounidense Bill Sarpalius

"Dios Todopoderoso, amado Padre celestial. En Tu nombre comencemos ahora, con espíritu piadoso, nuestra instrucción. Ilumínanos, enséñanos la verdad, refuerza en nosotros todo lo que es bueno, no nos dejes caer en la tentación, y líbranos de todo mal para que, como buenos seres humanos, podemos realizar fielmente nuestros deberes y así ser verdaderamente felices en nuestro tiempo y en la eternidad. Amén." Plegaria obligatoria en las escuelas secundarias de la Alemania nazi en los años 1930


"Seamos frontales: debemos usar la doctrina de la libertad religiosa para lograr la independencia de las escuelas cristianas hasta que entrenemos a una generación de personas que sepan que no hay neutralidad religiosa, ni una ley neutral, ni una educación neutral, ni un gobierno civil neutral. Luego ellos se ocuparán de construir un orden social, político y religioso basado en la Biblia, que finalmente niegue las libertades religiosas de los enemigos de Dios." Gary North, citado en Albert J. Menendez, "Visions of Reality: What Fundamentalist Schools Teach", 1993
"La teocracia es el peor de los gobiernos. Si debemos tener un tirano, es mejor un barón ladrón que un inquisidor. La crueldad del barón puede adormecerse a veces... Pero el inquisidor que confunde su propia crueldad y su ansia de poder con la voz del Cielo nos atormentará infinitamente, porque nos atormenta con la aprobación de su conciencia." C. S. Lewis, escritor y apologista cristiano

"Las causas de la Guerra Civil Española no radican en un conflicto político ni religioso, sino social: el clamoroso contraste entre una reducida capa superior y un pueblo explotado hasta la médula. Sin embargo, la Iglesia española, ya poderosa y rica desde las postrimerías de la Antigüedad, tuvo mucha parte en ello a través de un terror secular, de la esclavitud, de los pogroms antijudíos y de la Inquisición. En los albores de la Edad Moderna poseía la mitad de la renta nacional y a principios del siglo XIX tenía bajo su poder 6 millones de hectáreas de tierra, el 17 por ciento de la superficie cultivable: a ello debemos sumar las donaciones de los grandes de España, que consistían mayoritariamente en propiedades rurales confiscadas a herejes. Y los jesuitas --nominalmente una orden mendicante, que debería subsistir de las limosnas y de los donativos-- poseían a principios del siglo XX un tercio del conjunto del capital español." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX"

"[E]l episcopado español estaba estrechamente vinculado a los militares golpistas. Y al igual que éstos, también [el cardenal Illundáin, de Sevilla,] hizo propaganda de estos tres años sangrientos como de una 'cruzada' contra los 'ateos', afirmando que es 'lamentable tener que aclarar todavía que esto no fue ningún pronunciamiento militar, ninguna guerra civil, ninguna lucha de clases'. 'Esta guerra no es una guerra civil, sino una cruzada contra la revolución mundial roja', 'una cruzada... en cuanto que defiende todo aquello que es esencial para la religión'. El cardenal primado Gomá y Tomás, quien transfiguró la invasión de Abisinia, con sus imágenes de la Madonna y sus gases venenosos, en 'obra civilizatoria', aleccionaba ahora a la opinión pública mundial diciendo: 'Por un lado tenemos a los que luchan por los ideales nacidos de la vieja tradición y de la vieja historia de España; por otro, a una horda heterogénea' o por decirlo con las palabras de una larga pastoral del arzobispo de Santiago de Compostela: 'una banda de forajidos'. 'Cristo y el anticristo están librando una batalla en nuestro suelo'." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX", sobre la influencia de la Iglesia en la Guerra Civil Española

"En este momento... todos los ciudadanos honrados deberán, dejando aparte todas sus discrepancias de otra índole, aunar sus voluntades en el propósito común de expulsar a estos nuevos bárbaros apátridas y ateos, sea cual sea el desenlace." La Civiltà Cattolica, órgano de prensa del Vaticano, 20 de noviembre de 1937, llamando a involucrarse en la Guerra Civil española; citado en Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX"
"El 3 de enero de 1937, los prelados encarecían a sus siervos, con la vista puesta otra vez en España, lo siguiente: '¡Queridos feligreses! El Führer y canciller del Reich, Adolf Hitler, avistó ya hace tiempo la expansión del Bolchevismo y centró su afán y sus preocupaciones en la cuestión de cómo salvaguardar a nuestro pueblo alemán y al occidente de tan terrible peligro. Los obispos alemanes piensan que es su deber apoyar, con todos los medios que la causa sagrada ponga a su alcance, al máximo dirigente del Imperio Alemán en esta lucha defensiva. Si evidente es que el bolchevismo representa el enemigo mortal del orden estatal y a la par, y en primera línea, el enterrador de la cultura religiosa, empeñado por ello en dirigir siempre sus primeros ataques contra los servidores de las cosas santas de la vida eclesiástica (algo que los eventos de España ilustran nuevamente) [...] es asimismo evidente que la cooperación en la tarea de defensa frente a este poder satánico se ha convertido en un deber religioso y eclesiástico de nuestra época. Está muy lejos del ánimo de los obispos inmiscuir la religión en el ámbito político, no digamos el hacer llamamientos a una nueva guerra. Somos y seguiremos siendo emisarios de la paz, y como tales apelaremos a las personas religiosas a participar en la prevención de este gran peligro con los medios que nosotros llamamos las armas de la Iglesia... Aunque rechacemos toda intromisión en los derechos de la Iglesia, respetaremos los derechos del Estado en su ámbito estatal y también sabremos ver cuánto hay de positivo y grandioso en la obra del Führer...'." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX"



"En sólo tres años de guerra civil la Iglesia perdió más clérigos que a lo largo de los doscientos años que duraron las antiguas persecuciones contra los cristianos, exageradas hasta límites grotescos. Con todo, tampoco es, ni mucho menos cierto, que murieran en España, como afirmaba L'Osservatore, 16.750, cifra que resultaba penosa incluso para el cardenal primado de España, 'pues' afirmaba éste, 'cuando estalló la revolución, la cifra total de sacerdotes en los territorios dominados por los rojos era de 15.000'. Podrían haber muerto unos 4.184 religiosos, entre ellos 12 obispos, 2.365 frailes y 283 monjas. Algunos de ellos mutilados, quemados o crucificados. De todas formas, también Franco hizo ejecutar a sacerdotes católicos, unos 400 al parecer, principalmente clérigos vascos leales al gobierno y a los cuales no dio la más mínima posibilidad de defensa. Naturalmente la Iglesia callaba acerca de ellos." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX"

"El 1º de abril de 1939, derribada la república con la ayuda de los fascistas alemanes e italianos, Eugenio Pacelli --recién coronado Papa con el nombre de Pío XII-- felicitaba así a Franco: 'Elevando nuestro corazón a Dios, compartimos con Vuestra Excelencia la alegría por la victoria, tan anhelada por la Iglesia. Albergamos la esperanza de que su país, tras el restablecimiento de la paz, adopte con nuevas energías las viejas tradiciones cristianas'." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX"

"Franco, 'el soldado de Cristo' o 'el instrumento de la Providencia' como él mismo gustaba llamarse; él, mano derecha del Papa y amigo de Hitler, estaba resuelto a todo desde el principio. Cuando poco después de su golpe de estado declaró a un corresponsal del News Chronicle que liberaría a España del marxismo a cualquier precio, el corresponsal le objetó: 'Eso significa que tendrá que ejecutar a media España', a lo cual replicó el general: '¡Repito, a cualquier precio!'." Karlheinz Deschner, "La política de los Papas en el siglo XX", sobre el dictador español Francisco Franco

"Las iglesias españolas en llamas, la mucha sangre y las espantosas atrocidades allí cometidas no debieran sino movernos a buscar a los culpables allí donde realmente se encuentran, es decir, en nuestras propias filas." Johannes Ude, teólogo moral, hablando de la responsabilidad de la Iglesia al alentar la Guerra Civil Española, citado en "La política de los Papas en el siglo XX", de Karlheinz Deschner

"... El Cardenal Bertram envió a Hitler un efusivo telegrama, publicado el 2 de octubre en el diario nazi Volkischer Beobachter: 'La gran acción de salvaguardar la paz entre las naciones mueve al episcopado alemán, en nombre de los católicos de todas las diócesis alemanas, a extender respetuosamente sus felicitaciones y agradecimientos, y a ordenar un toque festivo de campanas el domingo." John Cornwell, "Hitler's Pope"



"Las peores atrocidades se están cometiendo en las cercanías del arzobispo [Stepinac] de Zagreb. La sangre de hermanos fluye en torrentes. Los ortodoxos están siendo convertidos por la fuerza al catolicismo y no escuchamos la voz del arzobispo alentando a la rebelión. En cambio, se reporta que está tomando parte en desfiles nazis y fascistas." Reporte de la BBC desde Croacia, 16/02/1942

"Estamos convencidos de que la gente necesita y requiere esta fe. Por lo tanto hemos llevado a cabo la lucha contra el movimiento ateo, y esto no sólo con unas pocas declaraciones teóricas: lo hemos aplastado." Adolf Hitler, en un discurso en Berlín, 24 de octubre de 1933

"... [E]l Papa Pío XII instruyó en 1939 al Cardenal Bertram a que enviara un mensaje de cumpleaños a Hitler: 'Las más cálidas felicitaciones al Führer en nombre de los obispos y diócesis de Alemania', al cual se añadieron 'fervientes plegarias que los católicos de Alemania están enviando al cielo en sus altares'. Estos saludos se transformaron en una tradición, y se los enviaba todos los 20 de abril." John Cornwell, "Hitler's Pope"
"El hecho de que el Vaticano esté concluyendo un tratado con la nueva Alemania significa un reconocimiento del estado Nacionalsocialista por parte de la Iglesia Católica. Este tratado muestra a todo el mundo, clara e inequívocamente, que la afirmación de que el Nacionalsocialismo es hostil a la religión es una mentira." Adolf Hitler escribiendo al Partido Nazi, 22 de julio de 1933; de "Hitler's Pope", por John Cornwell



"El rey tiene todo el derecho de enviar sus hombres a las Indias para reclamar ese territorio de estos idólatres, porque él lo recibió del Papa. Si los indios se rehúsan, legalmente puede muy bien combatirlos, matarlos y esclavizarlos, igual que Josué esclavizó a los habitantes de la tierra de Canaán." Martín Fernández de Encisco, jurista y geógrafo español

"Como historiador, confieso que me resulta un poco gracioso cuando escucho que la tradición judeocristiana es alabada como fuente de nuestra preocupación presente por los derechos humanos, esto es, por la valiosa idea de que todos los individuos en todas partes tienen derecho a la vida, a la libertad, y a la búsqueda de la felicidad sobre esta tierra. De hecho, las grandes épocas de la religión fueron notables por su indiferencia a los derechos humanos en el sentido contemporáneo. Fueron notorias no sólo por su aceptación de la pobreza, la inequidad, la explotación y la opresión, sino también por una entusiasta justificación de la esclavitud, la persecución, el abandono de niños pequeños, la tortura y el genocidio. La religión, durante la mayor parte de la historia de Occidente, vio las pruebas a las que la humanidad se vio sometida en este mundo como ordenadas por el Todopoderoso para probar y purificar a los mortales pecadores... Más aún, la religión santificó la jerarquía, la autoridad y la desigualidad; odiaba la blasfemia y temía la herejía..." Arthur Schlesinger, Jr., discurso en la asunción de Vartan Gregorian como presidente de la Universidad de Brown, 1989

"Os certifico que, con ayuda de Dios, entraremos con gran poder en vuestro país y os haremos la guerra de todas las maneras en que podamos, y os sujetaremos al yugo y la obediencia de la Iglesia y de Su Alteza. Os tomaremos a vosotros y a vuestras mujeres e hijos, y os haremos esclavos." Cristóbal Colón, en la declaración estándar leída a los indios americanos al realizar contacto por primera vez con una tribu

"Ahora pueden ustedes ver quién es el servidor que es puesto sobre la familia del Señor; verdaderamente es el Vicario de Jesucristo, el sucesor de Pedro, el Cristo del Señor; puesto entre Dios y el hombre, de este lado de Dios, pero más allá del hombre; menos que Dios, pero más que el hombre; quien juzga a todos, pero no es juzgado por nadie." Papa Inocencio III
"Con toda consciencia de verdad... reporto las maravillosas muestras de Su infinito poder, sabiduría, bondad y fidelidad, con las cuales Su divina providencia ha iluminado las tierras salvajes de los indios." Cotton Mather, "Annals of Christ in America", sobre la masacre de novecientos indios pequot amistosos en 1637 por parte de los puritanos
"Mussolini es un enviado de la Divina Providencia." Acchile Ratti, Papa Pío XI

No hay comentarios: