sábado, octubre 07, 2006

RAEL Y LOS PUTOS OVNIS

El 30 de septiembre de 1947 nació uno de los getas más importantes de todo Occidente. Fue bautizado como Claude Vorilhon. Durante su vida se dedicó al deporte, bueno, a las carreritas de coches que él pilotaba y también a escribir sobre estas tonterías en una revista fundada por él mismo y llamada Auto Pop. También se dedicó a cantar guitarra en mano por las lluviosas calles de París a cambio de la voluntad.

Todo en su vida parecía normal, era un tio que comenzaba a hacer su dinerito y tal hasta que un OVNI se interpuso en su camino haciéndole ver que podía hacer algo más.- Por favor, nótese el tono irónico que pongo al hablar de toda esta soberana gilipollez- Tan pronto como vió descender al objeto volador un supuesto alienígena le dijo (en frances y con acento) que todas las formas de vida de la Tierra fueron creadas por los Elohim con la ayuda de un grupo de expertos en genética y 25000 años de avances científicos; todos los profetas que han pasado por el mundo han sido enviados por los Elohim, pero sus mensajes han sido maletendidos y despreciados por los humanos (si es que somos medio tontos, mira que no darnos cuenta).





















Desde aquel día Claude Vorilhon fue rebautizado como Rael (mensajero) y se dedica a predicar esta subnormalidad a lo largo y ancho del mundo...bueno, salvo donde las leyes no le dejan claro. Su cometido no fue otro que el de mostrarnos a todos nuestros verdaderos orígenes así como construir una embajada que reciba a los extraterrestres cuando les de por venir. La embajada en cuestión ya está construida y no es otra cosa que una especie de parque temático sobre OVNIs que está en Montreal donde el tio este se saca unas pelillas.

















Fue de estaforma como nació el Movimiento Raeliano Internacional, uno de los grupos sectarios más frikis del mundo después de la Iglesia Católica. Estos (los raelianos) de momento tienen filiales en 84 países donde sus 35.000 miembros se dedican a invocar a los marcianillos.
El 7 de octubre de 1975 dijo que había vuelto a contactar con los Elohim, los cuales le llevaron a su planeta. Allí encontró a Buda, Moisés, Jesús y Mahoma, y recibió las enseñanzas que están recogidas en su segundo libro "Les extra-terrestres m'ont emmené sur leur planète" (Los extraterrestres me llevaron a su planeta). Vorilhon afirma que descubrió a unos maravillosos, armoniosos y pacíficos seres que le enseñaron una filosofía basada en el placer, el amor, la sabiduría y la consciencia.

A todo esto que las prácticas que se realizan dentro de la secta esta son de lo más interesantes. Primero hacen unas especies de danzas extrañas vestidos con tunicas vaporosas y después hacen algo que ellos llaman “Meditación Sensual”, una especie de orgía de caricias erotizantes que solo unos pocos privilegiados saben bien como acaban.













Sin embargo cosas más interesantes le ocurrieron el 7 de octubre de 1975. Aquel día, según afirmó Rael no sólo se había entrevistado con uno de los Elohím sino que afirmó haber sido llevado a su misterioso planeta. Allí, un alienígena llamado ‘Yahweh’ le respondió todo lo que Rael quiso saber sobre su nacimiento y que nadie le había contado: "Tras la explosión de Hiroshima, decidimos que había llegado el momento de enviar un nuevo mensajero a la Tierra... Entonces, seleccionamos a una mujer y la conducimos a bordo de una de nuestras naves, donde fue inseminada, como ya habíamos hecho con la madre de Jesús, y la pusimos en libertad cuando borramos de su memoria cualquier rastro de lo ocurrido."

Rael cuenta que -cuando Yahweh completó su relato- se volvió hacia él y, visiblemente emocionado, le reveló: "De ahora en adelante puedes llamarme padre, porque tú eres mi hijo". Ese día también conoció a su medio hermano, Jesús de Nazareth. "Entonces besé a mi padre y mi hermano por primera vez", escribe Rael.





















La socióloga canadiense Susan Palmer, profesora de religión del Colegio Dawson de Montreal que estudió al culto por más de diez años, escribió: "Rael, que superó un largo y difícil parto en una clínica de Vichy, cuya madre pretendió que no era hijo suyo; Rael, creciendo en un pequeño pueblo francés como hijo ilegítimo y sin padre, criado amorosamente por su tía y su abuela; Rael, al que le llegaron rumores de que su verdadero padre era un refugiado judío; este niño crece y se lanza a crear una original religión basada en el mito central de unos poderosos padres procedentes del espacio exterior que bajan a reclamar a sus hijos justo cuando éstos están atravesando un peligroso ‘rito de pasaje’ [la era atómica]. En este mito las mujeres -como en la propia vida de Rael sobre la Tierra-, aparecen en la sombra e intercambiables, y sus amorosas intenciones se dan por descontadas".

La verdad es que hay que ser muy inocente para no darse cuenta que este individuo lo que es es muy listo y sabe lo que hace para tener su imperio personal de sexo y comodidades.


















El 28 de marzo de 2000, parecía haber llegado a la cima de la popularidad: un Rael de 54 años, ya convertido en el líder de la religión platillista más numerosa y conocida del mundo, prestaba testimonio en una audiencia de un subcomité de la Asamblea Legislativa de los EE.UU. sobre clonación humana. Allí anunció que Clonaid, la empresa dirigida por la obispo raeliana, la empresa dirigida por la obispo raeliana Brigitte Boisselier, planeaba clonar a un bebé fallecido. La noticia tuvo gran repercusión. Los partidarios de la clonación terapéutica, no son razón, pusieron el grito en el cielo. El circo raeliano iba, indudablemente, a restar votos entre los senadores que ignorasen las razones que legítiman ese campo de investigación. Pese a que pocos creyeron en Eva, la noticia reactivó el debate sobre la necesidad de que el Congreso de los EE.UU apurase la aprobación de una legislación que prohibiera la clonación humana con fines reproductivos.

Desde el primer momento los raelianos fueron conscientes de la naturaleza política de esos tejemanejes. La profesora tuvo oportunidad de presenciar un diálogo interno donde los propios raelianos se adelantaron que iban a comparar a su profeta con una suerte de Pinocho cibermístico: "La única razón por la que invitaron a Rael fue para desacreditar al partido pro-clonación diciendo: ‘Si queremos comenzar a clonar humanos, ¡vean qué fenómenos saldrán arrastrándose de la carpintería!'" Otro agregó: "Pero cuando escucharon lo que Rael tenía que decir, se dieron cuenta de que los raelianos somos serios."

El tiempo, en el último caso, no les dio la razón. El 27 de diciembre, en la sala de conferencias del Holiday Inn de Hollywood, Florida, Boisselier anunció que había nacido Eva, la primera bebé clon. Pero, con el correr de los días, las prometidas pruebas no aparecieron. Peor aún: el mismo Rael relativizó el anuncio y -como los políticos a quienes no les importa lo que se diga mientras se hable de ellos- se conformó con la publicidad recibida. "¡Este suceso me ha ahorrado 20 años de trabajo!", exclamó.

Así de rarito es este mundo, bueno, os dejo con el gurú y su interesante mensaje en inglés a favor de la clonación:

No hay comentarios: